Ir a contenido

BARÓMETRO SEMESTRAL

El 35% de los barceloneses no saben a quién quieren de alcalde

Colau ganaría las elecciones pero los siete partidos que forman el pleno no llegan ni al 50% de los votos

La vivienda escala entre las preocupaciones ciudadanas en plena ofensiva municipal por los pisos sociales y un alquiler digno

Carlos Márquez Daniel

Alfred Bosch, Ada Colau y Jaume Collboni, en el Ayuntamiento de Barcelona.

Alfred Bosch, Ada Colau y Jaume Collboni, en el Ayuntamiento de Barcelona. / RICARD CUGAT

El barómetro semestral es nuestro día de la marmota particular. Contradicciones, respuestas que encajan a la perfección con los debates mediáticos (y con la agenda municipal), los miedos de siempre y alguna que otra novedad que vale la pena destacar. En esta ocasión, la encuesta a 800 personas que impulsa el consistorio desde el 2011 regala un porcentaje que retrata con gran realismo el ‘momentum’ político: el 35% de los barceloneses no tienen ni idea de a quién votar en las elecciones del año que viene. No saben qué alcalde quieren. Quizás sea porque son mayoría los partidos que aún no tienen candidato. ¿Las cosas del ‘procés’?  

Los comicios, siempre según el barómetro y en una estimación directa de voto, los ganaría Barcelona en Comú con el 16,2% de los votos. Le arrebata el primer puesto a ERC, que baja algo más de dos puntos, hasta el 12,4%, respecto a la última consulta realizada en diciembre del 2017. Curiosamente, estas dos formaciones son de las que sí tienen alcaldable: Ada Colau y Alfred Bosch, respectivamente. Le siguen a mucha distancia el PSC (6,1%, con Jaume Collboni al frente), PDeCAT (5,6%, sin candidato), Ciutadans (5,2%, también sin cabeza de cartel), CUP (3,6%, con el liderazgo vacante) y PP (0,6%, sin relevo para Fernández Díaz, que no parece que vaya a repetir). Todos juntos no alcanzan el 50% de los votos, lo que deja claro hasta qué punto el pescado está aún por venderse en la capital catalana. Y como habrán notado, los tres que sí tienen alcaldable van en primera posición, y los cuatro que no, cierran la lista.

En cuanto a los líderes mejor valorados, Colau se mantiene estable con una nota de 5,4 y empata en lo más alto del podio con Xavier Trias. Bosch les pisa los talones (5,3) y no muy lejos también está Collboni (5). El suspendido más revisable es el de la ‘cupaire’ María José Lecha (4,6) y muy en cola se sitúan Carina Mejías (C’s) y el conservador Alberto Fernández Díaz (2,7). Inquietante como siempre la cantidad de barceloneses que no conocen a los presidentes de algunos grupos municipales. EL 84,6% no sabe quién es Lecha, y tampoco son muy populares Mejías (71,1%), Collboni (45,8%) o Bosch (44,3%) a pesar de que llevan tres años en el consistorio como jefes de filas.

Los problemas de la ciudad

En cuanto a los problemas más importantes que afronta Barcelona en estos momentos, las tres primeras posiciones las ocupan los asuntos que más páginas ocupan en la prensa y más minutos arañan en los informativos, con permiso estos días del Mundial de Rusia. En primer lugar está el encaje de Catalunya en España (14,2%), seguido del acceso a la vivienda, que casi triplica su presencia en esta clasificación (del 4,8% al 12,3%).

Esta percepción coincide en el tiempo con una escalada en las demandas del gobierno de Barcelona en Comú por conseguir varios avances a este respecto, como que el 30% de las nuevas promociones se destinen a vivienda pública o poner fin a los contratos de alquiler de tres años. En tercera posición de las inquietudes de ciudad está el turismo, que tocó techo hace un año (coincidiendo con otra oleada mediática sobre el tema, sobre todo por los pisos turísticos) y ahora está en el 10,5%. En cuarto lugar encontramos el paro, que desde el 2011 ha pasado del 31,1% (nadie le hacía sombra) al actual 7,4%. Cuando se pregunta sobre los problemas personales, el desempleo gana dos puestos, siempre por detrás de las vicisitudes del ‘procés’. Es en este ranking donde pueden verse los dolores de cabeza de toda la vida, como los problemas económicos o el tráfico. También la inseguridad, que ha subido dos puntos -del 4% al 6%- y alcanza el mayor porcentaje desde junio del 2014.

Reacción de la oposición

Una vez conocido el barómetro, la oposición, como también suele hacer el gobierno de turno, ha sacado la escoba para reaccionar a los resultados. Por parte del PDeCAT, su portavoz, Jaume Ciurana, ha asegurado que la encuesta "demuestra el fracaso de Colau ne políticas de vivienda". "La alcaldesa ha situado el acceso a un piso como el segundo gran problema de Barcelona", ha reprochado el concejal exconvergente. También ha recordado que el documento está muy condicionado por el momento en el que se llamó a los 800 entrevistados: días después de la moción de censura ganada por el socialista Pedro Sánchez y con el Govern de Quim Torra recién constituido

Carmen Andrés (PSC) ha criticado el "triunfalismo" de Barcelona en Comú y ha considerado "fuera de lugar que se esté diciendo que todo va bien cuando nos encontramos ante una situación de emergencia por falta de vivienda asequible en la ciudad". Javier Mulleras (PP) también se ha referido al problema habitacional asegurando que la alcaldesa es "experta en generar problemas en Barcelona". 

0 Comentarios
cargando