Ir a contenido

SUCESOS

Hallado el cadáver de una niña recién nacida en el patio de un edificio de Barcelona

Los Mossos d'Esquadra investigan las circunstancias del fallecimiento del bebé

Óscar Hernández / Barcelona

Los Mossos dEsquadra investigan las circunstancias del fallecimiento. / ALBA CAMBEIRO (ACN VÍDEO)

De la incredulidad a la conmoción. Ni el técnico del 112 que atendió la llamada creía que se tratara de un bebé y pidió a los vecinos que lo confirmaran. Al final, el horror. Lo que yacía en el patio interior de la escalera de la finca 231 de la calle de Roger de Flor era el cuerpo sin vida de un recién nacido.

Fue una vecina del inmueble quien, al tender la ropa a primera hora de esta mañana, creyó ver lo que parecía un bebé, aunque podía ser un muñeco, en los bajos del edificio. La mujer y una vecina llamaron al 112, pero el operador les pidió que lo confirmaran para decidir qué tipo de asistencia urgente debía enviar.

Una pinza en el cordón

«Como yo soy la única que tiene la llave del cuarto de portería que da al patio, vinieron e buscarme. Abrimos y accedimos al patio. Y allí lo vimos, recogidito, y con una pinza de la ropa enganchada al cordón umbilical», ha explicado la mujer que ha pedido no divulgar su nombre. «Yo no podía mirar. No tocamos nada a la espera que llegase la policía», ha añadido.

Agentes del  la Divisió d’Investigació Criminal  de la Regió Policial de Barcelona de los Mossos d’Esquadra se han hecho cargo de la investigación. Esta tarde, seis de sus miembros interrogaban uno a uno a los vecinos de la finca 231 y también a los de la de al lado, la 229, ya que a través de la azotea de esta última se puede acceder al hueco del patio donde ha aparecido el cadáver.

Los agentes se muestran especialmente interesados en saber si en el edificio vive alguna mujer embarazada. La portera de la finca 229 ha explicado que había una embarazada en su escalera, pero que dio a luz hace un mes. La primera mujer que vio el cuerpo de la recién nacida ha asegurado a los investigadores que ayer también tendió ropa y que el pequeño cuerpo no estaba en el suelo del patio donde ha aparecido hoy, lo que situaría el suceso a como mucho unas horas antes del hallazgo del cuerpo.

Vecinos de paso

Otra vecina ha indicado que en la escalera del 231, ubicada entre las calles de Rosselló y Còrsega, en el barrio del Camp d’en Grassot i Gràcia Nova, en Gràcia, viven muchos vecinos de alquiler y que la llegada y salida de nuevos vecinos es habitual. «Antiguamente sí que nos conocíamos todos porque cuando llegaba alguien siempre se venía a presentar, pero ahora eso no pasa», ha añadido la mujer, que lleva 55 años en el inmueble.

La investigación policial emprende ahora dos caminos. Por un lado, la búsqueda de una mujer que estuviera al final de su embarazo. El rastreo, además de en la finca del suceso, se extiende a las colindantes y también a los centros médicos. Además, la autopsia de la recién nacida aportará importante información. Sobre todo, si la bebé nació muerta o falleció después del alumbramiento y las causas. El examen forense también permite obtener datos biológicos que facilitarán la identificación de la madre.

El misterio del Ecoparc de Montcada i Reixac

Los Mossos d’Esquadra no han identificado aún a los padres de otro bebé que fue encontrado muerto en la planta de residuos Ecoparc, en Montcada i Reixac, el  22 de mayo. Entonces, se trataba de un varón de un año. 

Fuentes policiales indicaron que las investigaciones de bebés muertos abandonados son muy difíciles de resolver con una investigación policial. Muchas veces los cuerpos son arrojados a la basura.

0 Comentarios
cargando