Ir a contenido

FINAL DE OBRAS

Sant Antoni abre poniendo a prueba sus horarios

El mercado funcionará al 100% durante 11 días a la espera de definir las jornadas definitivas de los Encants

Patricia Castán

Recta final de preparativos para la apertura del mercado de Sant Antoni. / JORDI COTRINA

Recta final de preparativos para la apertura del mercado de Sant Antoni.
El mercado de Sant Antoni reabre sus puertas tras casi una década de obras de remodelación.

/

El telón se levantará mañana miércoles en el mercado de Sant Antoni, tras casi nueve años ensayando una nueva 'función' para un recinto centenario llamado a resucitar con el lleno garantizado. La expectación es máxima en el barrio y más allá. Su papel será tan multifuncional (el referente de la compra en el barrio, el punto de encuentro, el motor de la supermanzana de la zona, el previsible imán turístico...) que cualquier decisión es motivo de debate visceral. En especial, la referente a sus horarios, ya que para aprovechar el evidente tirón inicial, durante 11 días (hasta el sábado 2 de junio) se abrirá todo el día de lunes a sábado tanto su oferta de alimentación como de Encants (ropa y complementos). El ayuntamiento y buena parte de operadores lo toman como un banco de pruebas para ir perfilando los horarios definitivos, ya que la opinión mayoritaria de los Encants -en votación- defiende mantener sus jornadas habituales -previas a la reforma- de lunes, miércoles, viernes y sábados.

El medio centenar de puestos de alimentación, los 105 de Encants y los 78 del mercado dominical de libros se preparan a la carrera para el gran debut. Visto el trajín de hoy martes, hay dudas sobre que la apertura sea completa, ya que las obras en algunos puestos de alimentación son muy ambiciosas. Se ha pasado de espacios de venta de una media de 10-12 metros cuadrados, a unos 20 metros. Algunos son rutilantes. Nuevos iconos de los mercados del siglo XXI. Modernos y más funcionales. Lo ejemplifica la frutería La Parra, un alarde de interiorismo, donde conviven mostrador tradicional y zona de autoservicio.

En pleno contrarreloj para levantar la persiana a los barceloneses a las ocho de la mañana, muchos operadores -confiesan- trabajarán hoy martes hasta medianoche, aunque a partir de las 22.00 horas "no podrán hacer ruido", solo limpiar y dar retoques, explican in situ fuentes técnicas de Mercados de Barcelona. Por la mañana tendrán una última oportunidad de rematar sus instalaciones a partir de las cinco de la mañana, mientras colocan ya su producto fresco y afilan cuchillos.

Banco de pruebas

Para todos comienza una suerte de maratón o banco de pruebas de 11 días, ya que el consistorio ha estipulado que hasta el próximo 2 de junio todos los vendedores de alimentación y Encants abran de lunes a sábado, de 8.00 a 20.00 horas. Se prevé un alud de compradores, visitantes y curiosos que desean ver el mercado más moderno de la ciudad funcionando en plenitud. Ese potente debut servirá a la postre para testar cómo responde la clientela y cuáles pueden ser los horarios finales del recinto.

Como avanzó este diario el pasado mes, los Encants votaron por mayoría mantener su horario tradicional de cuatro días semanales, pese a que el mercado alimentario abrirá seis. La magnitud de la reforma y su previsible éxito de afluencia han abierto un debate sobre la conveniencia de que este centenar de puestos ubicados en el perímetro interior estén cerrados martes y jueves. A un lado de la balanza está el carácter, en algunos casos de pequeño formato y sin dependientes, de muchos puestos que no pueden asumir un horario mayor. En el otro, el deseo de optimizar y dar retorno ciudadano o económico a las grandes inversiones de algunos operadores.

En la asociación de comerciantes del barrio Sant Antoni Comerç, Vicens Gasca, su presidente, defiende un modelo lo horario "lo más homogéneo posible para toda la zona", en pleno renacimiento comercial. La zona de producto fresco funcionará de lunes a sábado, mientras que el consistorio -que se ha mostrado neutral hasta el momento-, quiere ir de la mano de los comerciantes pero pone sobre la mesa soluciones intermedias como los cuatro días de siempre más los martes y jueves como opcionales. En los Encants, Joan Mestre, su nuevo presidente, espera a ver cómo funcionan estas dos semanas con la consigna de acatar lo que pida la mayoría de concesionarios o introducir posibles modificaciones pactadas con el tiempo.

De lo que no cabe duda es de que el estreno será a lo grande, aunque la fiesta deba esperar al sábado.

0 Comentarios
cargando