Ir a contenido

CONFERENCIA EN EL ATENEU BARCELONÈS

Mascarell propone una lista unitaria soberanista en Barcelona

El 'exconseller' 'de Maragall y Mas afirma que en su momento se planteará si opta a alcaldable

Defiende unas primarias abiertas para formar una lista que evite que gobierne Ciutadans

Toni Sust

Mascarell, durante su conferencia en el Ateneu Barcelonès, este martes.

Mascarell, durante su conferencia en el Ateneu Barcelonès, este martes. / CARLOS MONTAÑÉS

Concejal del Ayuntamiento de Barcelona de la mano del PSC, ‘conseller’ en el primer Govern de Pasqual Maragall y también en el de Artur Mas, Ferran Mascarell atesora conocimiento de la ciudad y un pasado político de trayectoria bicéfala que ha utilizado argumentalmente este martes para proponer que en las próximas elecciones municipales Barcelona cuente con una candidatura unitaria del soberanismo que se presente con el objetivo gobernar y de evitar que lo haga Ciutadans.

De hecho, Mascarell no ha aludido literalmente al partido de Albert Rivera, no ha sido necesario. Tampoco ha mencionado al exprimer ministro francés Manuel Valls, tentado por el partido de Rivera como alcaldable. Pero le ha dedicado un comentario: "La ciudad puede quedar en manos de gente que no la ha pisado".

"Si nos presentáramos a unas primarias, podría plantearme la posibilidad de participar"

Lo que Mascarell no ha querido aclarar es si tiene intención de ser candidato a la alcaldía en la lista soberanista que postula: "Primero proyecto y después candidatos. Soy candidato a coordinar personas. Lo otro ya vendrá". Ha afirmado que llegado el caso se planteará si opta a ser el alcaldable de esa candidatura. Por ahora, ha dicho, un grupo de personas le acompañan en el objetivo de pensar un futuro para Barcelona: "Si nos presentáramos a unas primarias, podría plantearme la posibilidad de participar".

La conferencia del exdelegado del Gobierno catalán en Madrid, que se ha celebrado en el Ateneu Barcelonès, ha tenido cierto tinte exconvergente: en primera fila estaban Mas y Neus Munté, recién nombrada alcaldable del PDECat en Barcelona en un proceso de primarias que quedaría en segundo plano si triunfa lo que Mascarell propone, y el concejal Jaume Ciurana.

El exconcejal ha apostado por unas primarias abiertas soberanistas, de entrada una iniciativa similar o idéntica a la que postula el filósofo y tertuliano Jordi Graupera. Pero para marcar distancias, ha subrayado varias veces que una candidatura como la que defiende debe contar con un proyecto para la ciudad: "Las municipales tienen que servir para demostrar que el soberanismo tiene un proyecto de ciudad. Ganará en Barcelona quién mejor sepa explicar que detrás de su proyecto nacional hay un proyecto de ciudad".

"Las municipales tienen que servir para demostrar que el soberanismo tiene un proyecto de ciudad"

Mascarell ha subrayado que la candidatura soberanista debe lograr los 21 concejales que marcan la mayoría absoluta, y aunque no lo ha aclarado se entiende que con esa cifra se cerraría la posibilidad de que una candidatura de Ciutadans acabe gobernando la ciudad como lista más votada. En cambio, incluso en el caso de que Valls acabe siendo el candidato de Rivera en la capital catalana y logre un gran resultado, tiene pocas opciones de cerrar alianzas contra otros partidos para lograr la mayoría absoluta. Y conseguirla con una sola candidatura es algo que nadie ha logrado, ni siquiera Maragall, alcalde durante casi dos décadas, .

Guante de seda con Colau

Del mismo modo en que ha centrado gran parte de su intervención en alertar del riesgo de que Ciutadans se haga con Barcelona, Mascarell ha evitado atacar con dureza al gobierno de Ada Colau. Con la dureza que, por ejemplo, emplean sus antiguos correligionarios del PSC y el PDECat. Aunque midiendo las palabras, sí ha censurado la gestión de los ‘comuns’: "No podemos estar satisfechos de los últimos años. Barcelona no ha mejorado. No me gusta criticar, gobernar es muy difícil. Empezaron a gobernar sin esperarlo, sintonizaron con un espíritu de cambio, pero en estos tres años no se ha sabido a donde llevaban la ciudad. Los barceloneses lo notan y la ciudad lo sufre".

¿#pressingERC?

Cuando Graupera propuso unas primarias abiertas de carácter independentista, ERC miró para otro lado y el PDECat, hizo algo similar. A la vista de que Mas y Munté no dudan en arropar a Mascarell en la presentación de su propuesta no resulta descabellado pensar que como mínimo no la ven mal, no parece descartable que la operación acabe conllevando una reedición del #pressingERC que el partido de Oriol Junqueras ha sufrido en el pasado para que se integre en candidaturas unitarias.

"No podemos estar satisfechos de los últimos años. Barcelona no ha mejorado"

Al grupo de Alfred Bosch, con encuestas en la mano que le dan buenos resultados, lo último que le interesa es volver a la casilla de salida y colgarse al PDECat del brazo. Pero a la vista de la conferencia de Mascarell, el asunto podría acabar derivando en una advertencia concluyente: la de acusar a Bosch de poner en riesgo a Barcelona ante la amenaza de Ciutadans. El tiempo dirá si sucede y si ERC es capaz de resistir el tirón exconvergente.

0 Comentarios
cargando