Ir a contenido

NATURALEZA URBANA

La escasa gaviota de Audouin vuelve a criar en el puerto de Barcelona

Casi 600 parejas han nidificado en el dique del Este por tercer año consec consecutivo, tras perder su área de cría en el Delta del Llobregat

El Periódico

Nido de gaviota de Audouin en el puerto de Barcelona.

Nido de gaviota de Audouin en el puerto de Barcelona. / RICARD GUTIÉRREZ / XRFM

La escasa y amenazada gaviota de Audouin (gavina corsa en catalán) ha encontrado un área de cría a su medida en el puerto de Barcelona, tras haber perdido la zona de nidificación que utilizaba hasta el año 2016 en el Delta del Llobregat. Técnicos de la Xarxa de Rescat de Fauna Marina (XRFM) de la Generalitat y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han censado 582 parejas nidificantes en el dique del Este del puerto de Barcelona, donde han efectuado ya sus puestas en un área segura, cerrada al público y libre de depredadores terrestres.

Los datos, ha informado el Departament de Territori i Sostenibilitat, muestran la consolidación de la nidificiación de esta especie en el puerto de Barcelona, iniciada en el 2016 y con un aumento del 8% en el último año respecto al 2017, con la incorporación de una segunda zona de nidificación en el mismo dique del Este. Los expertos esperan anillar unos 300 nuevos pollos esta temporada. La eclosión de los huevos, indican, ya ha empezado.

La colonia de gaviota de Audouin en el dique del Este. / RICARD GUTIÉRREZ (xrfm)

Evolución de la especie

En peligro de extinción en los años 60, con solo mil parejas en todo el mundo, esta gaviota mediterránea está catalogada internacionalmente como "casi amenazada", y como "vulnerable" en el 'Libro rojo de las aves de España', después de llegar a las 20.000 parejas gracias sobre todo al incremento de las colonias del Delta del Ebre y las Columbretes, que suman el 80% de la población mundial. Su mayor vulnerabilidad es precisamente el hecho de a principios del siglo XXI solo contase con cinco colonias reproductoras (Columbretes, Baleares, Isla Grosa de Murcia, Alborán y Chafarinas), por lo que la pérdida de la zona de cría de la Illa del Molí del Llobregat y la adquisición en cambio de otras tres en el puerto de Barcelona, en Melilla  y el sur de Portugal son de importancia clave para su supervivencia futura.

Gaviota de Audouin en la playa de la Mar Bella, este invierno / MARTÍ ALÓS

El primer desplazamiento de la colonia del Llobregat fue en un solar de la Zona Franca en el 2013. La llegada de esta colonia de aves llegó a paralizar las obras de la zona logística del puerto en el 2016, en espera de que finalizase su periodo de cría. Este año la gaviota corsa merodeó por un solar del Fòrum de Barcelona, haciendo pensar que podría instalar allí una segunda área de cría en la ciudad, pero esta colonización, que habría puesto en peligro la celebración de la Feria de Abril, no se llegó a realizar. 

La gaviota de Audouin tiene una talla ligeramente inferior a la gaviota patiamarilla que campa por las terrazas de la ciudad, pero mayor a la de la gaviota común, y un distintivo pico rojo con el ápice negro.