Ir a contenido

CONFLICTO EN LA COMISIÓN DE PRESIDENCIA

Rifirrafe entre el PDECat y Barcelona en Comú por Gaza

Los 'comuns' acusan a los exconvergentes de vetar un debate municipal sobre el ataque israelí que causó 60 muertos

Mejías justifica su decisión de abandonar una reunión por la actitud de Pisarello, que ve "desproporcionada" su reacción

Toni Sust

Rifirrafe entre Carina Mejías y el teniente alcalde de economía, Gerardo Pisarello. / ACN

Las comisiones del Ayuntamiento de Barcelona llevan una semana considerable movida. En la de Presidencia, celebrada este miércoles por la mañana, Barcelona en Comú ha propuesto incluir de urgencia una iniciativa que llamaba a debatir y posicionarse sobre los ataques de Israel que dejaron 60 muertos en Gaza el lunes. Una petición que no ha sido atendida por la presidenta de la comisión, la concejala del PDECat Francina Vila.

Según argumentan los convergentes, no cabía apreciar un procedimiento de urgencia, porque algunos grupos no conocían el contenido de la iniciativa. Vila ha instado a Barcelona en Comú a llevar el tema al pleno del 25 de mayo. Su decisión ha contado con el apoyo de Ciutadans y el PP.

El grupo de Ada Colau no ha aceptado las razones esgrimidas por Vila y ha acusado al PDECat  de vetar el debate. “Los argumentos dados son absolutamente subjetivos, es la manera que tiene de evitar un debate que entendemos que es incómodo”, ha afirmado la concejala de Relaciones Internacionales del ayuntamiento, Laura Pérez.

"Esta presidenta se va"

Con todo, el rifirrafe no ha superado en intensidad a la situación que se vivió el martes por la noche, en la comisión de Economía, cuando la presidenta del grupo de Ciutadans, Carina Mejías, mostró su indignación por considerar intolerable la actitud mantenida por el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello. Mejías le afeó lo calificó de falta de respeto para, a continuación, levantarse y abandonar la comisión, momento en el que Pisarello la comparó con "una maestra de escuela autoritaria", por lo que ha sido acusado de machista por la edila.

Tanto Mejías como Pisarello han comentado este miércoles la situación. La primera ha asegurado que su decisión de abandonar la comisión fue “un toque de atención” para pedir respeto a PisarelloEste ha considerado que la reacción de la concejala de Ciutadans fue "desproporcionada". La mano derecha de Colau también ha rechazado que "se banalice el machismo", por la acusación recibida en estos términos: "Soy miembro de un gobierno feminista que aplica políticas feministas".

0 Comentarios
cargando