01 dic 2020

Ir a contenido

pornografía infantil

Los Mossos y el Institut de Les Corts buscan a todas las víctimas del monitor detenido por pornografía infantil

Los padres de un menor dieron la voz de alarma y tras esta familia llegaron más denuncias de otras familias

El centro ha activado el protocolo para casos de maltrato infantil para proteger a los estudiantes del centro

Guillem Sànchez

Vista exterior del Instituto de Les Corts, centro ubicado en Travessera de les Corts de Barcelona, este martes. 

Vista exterior del Instituto de Les Corts, centro ubicado en Travessera de les Corts de Barcelona, este martes.  / CARLOS MONTANYES

Los Mossos d'Esquadra y la dirección del Institut de Les Corts de Barcelona buscan entre el alumnado del centro educativo a todas las víctimas que, engañadas, hayan podido enviar fotografías de contenido sexual al monitor del centro que fue arrestado el martes por la policía catalana. 

Los Mossos detuvieron a este hombre de 23 años, nacionalidad española y graduado en Magisterio por un delito de tenencia de pornografía infantil, tal como avanzó EL PERIÓDICO. Se trata de un empleado que llevaba varios años vinculado a este instituto, que ejercía como subcontratado por una empresa externa y que no formaba parte del equipo docente. 

Equipo de asesoría

Tras el arresto, el martes por la mañana, el centro de enseñanza, en coordinación con los Mossos, activó el protocolo para casos de maltrato infantil e informó a la comunidad de padres y también a todos los alumnos. Se puso en marcha, asimismo, un equipo de asesoramiento de psicólogos para atender a menores que pudieran requerir sus servicios. 

El monitor, a través de un perfil falso de Facebook en el que se hacía pasar por una chica adolescente, solicitaba fotografías íntimas a alumnos de ESO escolarizados en el instituto. Así enredaba a alumnos del centro, que accedían a enviar las imágenes ignorando que tras ese perfil se ocultaba un monitor de clases de refuerzo de su propio instituto. 

La investigación policial arrancó tras una denuncia presentada por la familia de una menor afectada. El padre descubrió que alguien había enviado a su hijo fotografías de pornografía infantil y se puso en contacto con los Mossos. Los agentes pronto dedujeron que tras el perfil falso que había contactado con el chico de la familia denunciante se escondía un trabajador de su instituto. Tras el primer aviso, llegaron el resto de denuncias.

Los agentes registraron el domicilio del acusado para analizar si tiene más material 

Mossos y dirección del instituto mantendrán diversas reuniones para tratar de dar con todas las víctimas. Fuentes policiales consultadas por este diario calculan que la cifra de menores afectadas rondaría la decena de menores. Todas las víctimas cursan el ciclo de la ESO, un ciclo que abarca estudiantes de 12 a 16 años. 

La policía catalana practicó horas después de la detención del monitor, y con orden judicial, una entrada y registro en el domicilio del sospechoso. Después de la inspección ocular,  requisaron su ordenador y diversos dispositivos electrónicos con el objetivo de analizar si en su interior hay más archivos que puedan contener imágenes íntimas de menores y de información sobre sus contactos en redes sociales. Un hilo que también ayudará a detectar más casos. 

El Código Penal

El supuesto autor de los hechos podría enfrentarse a entre uno y cinco años de cárcel. De acuerdo con el Código Penal, en su artículo 189 sobre "corrupción de menores", se incluyen en este aquellas personas que "capten o utilicen a menores de edad" para "elaborar cualquier clase de material pornográfico, cualquiera que sea su soporte. 

Hace dos años, también en el mismo distrito de Barcelona, en la escuela Maristas de Sants-Les Corts, fue arrestado otro monitor, en su caso del comedor escolar, por un delito de abusos sexuales. En septiembre del año pasado fue condenado a ocho años de cárcel y otros tantos de libertad vigilada.