Ir a contenido

RIFIRRAFE EN SANT ANDREU

Conflicto por la gestión del parque de Trinitat Vella

Fedelatina, antigua concesionaria, ha recurrido el proceso que la descabalgó

BCN entregará en 15 días las llaves a los Triniteiros, que recelan de las instalaciones

Toni Sust

Un hombre asa carne en una de las barbacoas del parque de Trinitat Vella, este martes.

Un hombre asa carne en una de las barbacoas del parque de Trinitat Vella, este martes. / FERRAN NADEU

El nudo de la Trinitat Vella esconde un parque que lleva el mismo nombre. En él se encuentran instalaciones deportivas de acceso gratuíto y un grupo de barbacoas que pueden alquilarse. También había y habrá un bar. El anterior, de unos 20 metros cuadrados, estaba en una construcción de piedra a la que ahora se dará otro destino. El nuevo, es un módulo, similar a los bares de playa, más pequeño.

El parque ha sido gestionado hasta ahora por la Federación de Asociaciones Latinoamericanas de Catalunya (Fedelatina), hasta que en un nuevo concurso, cuya resolución fue publicada el pasado 23 de marzo, Fedelatina fue excluida de la gestión “de la guingueta-bar con dinamización social del parque de Trinitat Vella”, que fue concedida a la asociación Comparsa de Javier Llenas, más conocida como los Triniteiros. La decisión corresponde a Parques y Jardines, aunque el distrito de Sant Andreu participa de ella.

Los requisitos

El cambio llegó después de que vecinos de la Trinitat Vella se quejaran por el uso que se daba a la zona de barbacoas, mayoritariamente alquiladas por latinoamericanos. Decían que había conflictos. Fedelatina ha presentado un recurso contra la adjudicación, que la deja fuera por una cuestión de forma: la de que no indica con la suficiente claridad en su documentación si va a optar al concurso como una unión temporal de empresas (UTE) o como Fedelatina. La entidad sostiene que no hay duda que se presentaba en solitario.

Fedelatina va más allá: afirma que los Triniteiros no pueden recibir la concesión por no cumplir condiciones impuestas en la licitación: contar con la solvencia financiera y técnica requerida, ya que nunca ha gestionado un bar ni ha alcanzado una cifra de negocio anual superior a 3.000 euros. La entidad del barrio es una comparsa que 

"Qué manía con que no tenemos experiencia, cuando montamos Sant Joan vienen más de 500 personas", dice Benítez, de Triniteiros

organiza el carnaval y otras fiestas en la Trinitat Vella.

Quejas y enfados

 "Siempre hay queja vecinal, pero la cuestión es que ellos lo harán peor. No tienen ninguna experiencia. Manejar 500 o 600 personas cada fin de semana siempre trae problemas. No hubo denuncias graves ni tuvo que intervenir la Guardia Urbana. En el fondo no quieren latinos allí. Nosotros seguiremos por la vía judicial", afirma Javier Bonomi, presidente de la federación de asociaciones latinoamericanas.

La presidenta de los Triniteiros, Yolanda Benítez, lo ve de otra forma: "El barrio, no nosotros, está cansado de la mala gestión de Fedelatina, han tenido hasta multas de 10.000 euros. Tenemos fotografías de los problemas.

"En el fondo no quieren latinos allí. Nosotros seguiremos por la vía judicial", afirma Javier Bonomi, de Fedelatina

Estaban hinchados de multas. Queríamos un cambio o un comportamiento correcto". Bonomi replica que la multa fue impuesta por un acto ajeno a Fedelatina y que luego fue retirada.

Benítez, que niega un enfrentamiento en el barrio, también replica a Bonomi, en su caso sobre la experiencia de su entidad en la gestión. La presidenta subraya que no solo se trata de gestionar el bar y las barbacoas, sino también de ejercer una dinamización social en el espacio: “Nosotros llevamos 10 años en lo que es dinamización, somos una comparsa de carnaval, hacemos el túnel del terror. Qué manía con que no tenemos experiencia, organizamos el Sant Joan y vienen más de 500 personas”.

 Los Triniteiros iban a protestar este martes en el pleno de Sant Andreu, en el que se abordó el conflicto: “Íbamos a ir en masa, pero este lunes nos reunimos con Parques y Jardines y nos dijeron que en 15 días tendremos las llaves”. La entidad no está del todo contenta con la instalación que les tocará gestionar: "Encima eso. Nosotros pensamos que el bar es el que ya estaba. O que pondrían uno igual. Y nos han puesto un módulo. Un quiosco. Mide 2,5 metros por 2,5 metros. Vamos a luchar, no reúne las condiciones de un bar".

El consistorio sostiene que el concurso ha sido escrupuloso y que la decisión final está pendiente de publicación. La exconcejala del distrito, la socialista Carmen Andrés, culpa al gobierno municipal del desencuentro: “En la gestión de temas de distrito, como se ha visto con el plan de barrios, este gobierno no está a la altura”.

0 Comentarios
cargando