Ir a contenido

PARA EVITAR LA CONFUSIÓN

Las plazas de aparcamiento para residentes cambian del verde al blanco

Se quiere evitar que la gente las confunda con las zonas verdes y resten áreas reservadas para los vecinos

Los vecinos deberán seguir pagando los 20 céntimos al día por la plaza reservada

El Periódico

Coches estacionados en plazas de zona verde en el Eixample.

Coches estacionados en plazas de zona verde en el Eixample. / JOAN PUIG

Desde este lunes, las plazas de aparcamiento reservadas para los vecinos de Barcelona cambiaran de color: del verde al blanco y con la palabra 'residentes' escrita en ellas. Se pretende así evitar que la gente las confunda con las zonas verdes

El cambio de color se hará en las seis zonas de aparcamiento reservado que hay en la ciudad. En barrios como Gràcia o el Carmel es difícil aparcar y así se pretenden evitar confusiones que resten plazas a los vecinos

Los usuarios deberán seguir pagando 20 céntimos diarios por usar estas plazas y el horario será el mismo que hasta ahora: de 8 horas a 20 horas solo los residentes podrán estacionar en las áreas reservadas. En el Born y en la Barceloneta las zonas son exclusivas para los vecinos durante las 24 horas

El cambio de color no comportará ninguna diferencia en los usos de las plazas ni se modificara el número de aparcamientos disponibles.