Ir a contenido

negociación presupuestaria

Colau no rebajará las cuotas de guardería más altas

El ayuntamiento ha descartado la propuesta del PDECat de fijar un máximo de 290 euros, por el alto coste de la medida

Maria Jesús Ibáñez

Obras de construcción de la nueva escuela infantil Encants, en el Eixample, este viernes.

Obras de construcción de la nueva escuela infantil Encants, en el Eixample, este viernes. / RICARD CUGAT

La teniente de alcalde de Derechos Sociales de Barcelona, Laia Ortiz, ha anunciado este viernes que el Ayuntamiento mantendrá el modelo y los tramos de tarificación social de las guarderías municipales, y que destinará los 1,5 millones que acordó en las negociaciones presupuestarias con los grupos de la oposición a "reforzar la equidad", es decir "a ayudar a aquellas familias que no puedan pagar el mínimo o a las que hayan sufrido situaciones sobrevenidas".

Ortiz ha asegurado que el equipo de gobierno local ha mantenido el compromiso de revisar las tarifas sociales que en su momento (durante la negociación de los presupuestos municipales para este 2018) adquirió con el PDECat, "pero aplicar su propuesta hubiera supuesto aumentar la aportación del consistorio en 7,5 millones de euros", ha detallado. La formación independentista solicitó que la cuota máxima mensual para las familias con más recursos se fijara en 290 euros, en lugar de los 395 que pagan este año, pero finalmente solo consiguió que se realizase "un estudio evaluativo de los requerimientos presupuestarios de esta propuesta".

La tarificación social, impulsada el año pasado, establece precios diversos en función de 10 tramos de renta -desde los 50 euros hasta los 395-. Esto "ha facilitado y mejorado la equidad del conjunto del sistema", mediante el que el 70% de las familias pagan menos o igual que con el anterior, ha destacado.

"Nadie ha abandonado guarderías porque se le haya encarecido", ha asegurado Ortiz, que ha defendido que el nuevo sistema, que aplican otras ciudades del área metropolitana, ha mejorado el acceso de las familias que antes no escolarizaban, ya que la situación económica ha dejado de ser una barrera para entrar en la escuela infantil.

Los 1,5 millones de euros que Comuns y PDECat acordaron reservar para las guarderías se destinarán a las familias que no puedan pagar los 50 euros mínimos y a familias cuya situación económica ha cambiado de situación en el último año.

0 Comentarios
cargando