Ir a contenido

preinscripción escolar

El 43% de las familias de Barcelona se quedan sin plaza de guardería municipal

La apertura de tres nuevas escuelas el próximo curso elevará la oferta hasta las 8.400 plazas

Los barrios más vulnerables contarán con más educadores de apoyo y menos alumnos por aula

Maria Jesús Ibáñez

Patio de la escuela Els Encants, en el Eixample, junto a la que se está construyendo la guardería del mismo nombre, este viernes.

Patio de la escuela Els Encants, en el Eixample, junto a la que se está construyendo la guardería del mismo nombre, este viernes. / RICARD CUGAT

Unos 4.000 barceloneses de entre cero y tres años se quedarán, muy probablemente, sin poder ir a una escuela infantil de titularidad municipal el próximo curso 2018-2019. Por falta de plazas. "Este año, en torno al 43% de las familias que solicitaron una plaza en la pública se han quedado sin ella... Aunque el porcentaje cambia según los distritos: en Ciutat Vella la tasa de estudiantes sin plaza es del 28%, mientras que en el Eixample asciende a alrededor del 60%", ha reconocido este viernes Miquel Àngel Essomba, comisionado de Educación en el Ayuntamiento de Barcelona. "La falta de plazas es la principal fuente de inequidad que sufre el sistema de educación infantil en la ciudad", ha lamentado Laia Ortiz, teniente de alcalde de alcalde de Derechos Sociales. 

Por ello, han agregado ambos representantes municipales, el esfuerzo inversor que ha hecho el consistorio en este ámbito ha sido tan importante. Desde el 2015, han recordado, han aumentado las plazas públicas de guardería y "el presupuesto para atender a esta etapa educativa se habrá duplicado durante este mandato hasta los 20 millones de euros", ha subrayado Ortiz. Para la próxima preinscripción escolar, que se abre el 2 de mayo, la oferta será de 8.411 plazas, 217 más que el curso anterior gracias a la puesta en marcha de tres nuevos centros educativos: el de Els Encants (en Sagrada Família), el del Canòdrom (en Congrés-Indians) y el Aurora (en el Raval).

Con las tres inauguraciones previstas -dos el próximo septiembre y la tercera, la de Ciutat Vella, en enero del 2019-, Barcelona contará el año que viene con un total de 101 guarderías municipales. "Es la primera vez que la ciudad supera el centenar de escuelas infantiles, lo que supone también la mayor oferta pública para la educación 0-3 que hay en España", ha afirmado Ortiz.

"La previsión es que para el curso 2021-2022, cuando se complete el actual programa ampliación de la red de escuelas infantiles municipales, en Barcelona haya más niños de cero a tres años escolarizados en centros públicos que en concertados", ha apostillado Essomba. Podría ser la única etapa educativa en la que eso ocurra, ha indicado, ya que en primaria y secundaria el peso de la privada sigue siendo superior al de la pública (aunque en los últimos tiempos también se están aproximando).

Sin el apoyo de la Generalitat

"Cada escuela infantil tiene un coste de 620.000 euros anuales y es incomprensible que el esfuerzo para financiarlas solo recaiga en las familias y en el ayuntamiento, después de que la Generalitat se desentendiera por completo de ellas", ha proseguido la segunda teniente de alcalde del equipo de Ada Colau. De momento, el consistorio sigue a la espera de que los tribunales se pronuncien sobre la demanda presentada en enero pasado contra la Conselleria d'Ensenyament por el impago de 41,8 millones de euros comprometidos entre los cursos 2013 y 2017. "La primera infancia debería ser una preocupación de todos, una corresponsabilidad del conjunto del país", ha remachado.

Entre las novedades para el próximo curso en Barcelona destacan los planes sociales que se van a desarrollar en la nueva guardería Aurora, que incorporará dos proyectos piloto: uno de diversificación horaria con un grupo de niños solo de mañana o solo de tarde, y un servicio de espacio familiar socioeducativo para atender a las familias con niños en situación de riesgo que ofrecerá 45 plazas, ha detallado Essomba. "Estas actuaciones aportarán indicadores para extenderlos a más guarderías de la ciudad", ha agregado el comisionado.

Más personal en las zonas vulnerables

Además, en 19 guarderías situadas en barrios con elevada vulnerabilidad social "se crearán un espacios socioeducativos para apoyar a las familias y se revisarán las ratios para reforzar el trabajo de los docentes y mejorar la atención a los niños" ha explicado. Algunos centros de la zona norte de la ciudad (como Ciutat Meridiana o Torre Baró) contarán con refuerzos de educadores sociales, cuyo cometido será también el de trabajar junto con las familias, ha indicado Essomba.

La preinscripción, que durará hasta el 14 de mayo, podrá realizarse este por vía telemática, "con lo que el proceso se simplificará enormemente". Se mantiene, asimismo, la vía presencial tradicional, es decir la entrega de la documentación en la guardería elegida en primer lugar. "Lo que sí haremos es reducir el papeleo", ha garantizado.