Ir a contenido

FOMENTO DE LA TECNOLÓGÍA

Las tecnochicas piden paso

Un total de 13 equipos femeninos de escuelas e institutos de Barcelona participan en un reto internacional para crear una aplicación que solucione problemas sociales

Las niñas y adolescentes han programado herramientas que luchan contra el acoso escolar, la violencia machista, el cambio climático o el derroche alimentario

Cristina Buesa

Los 13 equipos de niñas y adolescentes que han presentado su proyecto tecnológico en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona.

Los 13 equipos de niñas y adolescentes que han presentado su proyecto tecnológico en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona. / JORDI COTRINA

Varias de las camisetas de las participantes ya revelaban su ánimo, eran una declaración de intenciones en toda regla. Lucían, orgullosas, lemas como "Super power" o "Creative". Después, delante del jurado, defendiendo en inglés sus proyectos, algunas empequeñecieron. Otras, por el contrario, ganaron enteros y demostraron creatividad y superpoderes. Y es que para la mayoría de ellas era la primera vez que pisaban el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, que siempre impone.

Lo que no las ha intimidado ha sido el Technovation Challenge, que les ha propuesto crear una app para solucionar un problema social de su entorno. Primero, pensar qué querían resolver; después investigar cuál era la situación, programar la aplicación para el móvil y diseñar también cómo comunicar su idea para hacerla atractiva y rentable. La iniciativa pretende fomentar las vocaciones tecnológicas entre las chicas, que siguen siendo minoría en las carreras científicas.

Cuatro minutos de defensa

La comisionada de Tecnologia e Innovación Digital del ayuntamiento, Francesca Bria, y la experta digital y artista Zoe Philpott han valorado los 13 proyectos, que los equipos exclusivamente femeninos de las escuelas e institutos participantes tenían cuatro minutos para exponer. Han planteado preguntas, han aplaudido y animado a algunos de los grupos y también las han puesto en aprietos, como si de un auténtico tribunal se tratara.

"Sois valientes en querer resolver problemas. Necesitamos mujeres como vosotras e ideas como las vuestras. Estamos orgullosas de lo que habéis hecho, así que las preguntas que os hagamos serán para haceros más fuertes", les ha avisado Bria antes de empezar. Aunque solo tienen entre 10 y 16 años, seguramente muchas habrán experimentado en propia piel que por regla general nacer mujer suele ser más complicado, todavía hoy.

"Queremos ayudar a inocentes", ha defendido uno de los grupos de la escuela Drassanes al presentar su aplicación

Uno de los grupos, precisamente, ha presentado una aplicación "para ayudar a inocentes" en casos de violencia machista. "Nos puede afectar a una de nosotras", ha lamentado una de las cuatro niñas del The Queens of Drassanes, que procedían de la escuela del mismo barrio. Las pequeñas Simran, Nuria, Charlotte y Jennelyn han destacado que habían cambiado la imagen de la aplicación para simular que se trataba de un traductor y camuflarla.

La violencia contra las mujeres ha sido uno de los problemas a resolver de su entorno. Pero también el acoso escolar, como la propuesta de las Technogoats (del mismo colegio); el derroche alimentario y cómo reaprovechar propuesto por las Open Minds (que han trabajado en la biblioteca de Can Fabra) o los efectos del cambio climático de las Sweet Stars.

Curiosas e inquietas

Carecían de conocimientos sobre cómo programar pero se han espabilado. "Con tutoriales, investigando, son muy curiosas e inquietas", explicaba Sofía Cañaveras, madre de Sandra y trabajadora de una empresa tecnológica que ha apoyado la iniciativa. Sandra y sus compañeras Irene, Cristina y Sira, todas de 6º de primaria, han llegado a contactar con bancos de alimentos, oenegés o mercados municipales para validar que su proyecto era viable.

"En 12 semanas han desplegado todo el proyecto, los sábados por la mañana, como si de una extraescolar se tratara. Tienen muchas ganas de ayudar a la sociedad en la que viven y quieren ser iguales que sus compañeros en lo que a tecnología se refiere", ha descrito Aintzane Morales, una de las 18 mentoras que ha guiado a las jóvenes.

Los 13 grupos que se han fogueado en el ayuntamiento son solo algunos de los 307 que este 2018 se han presentado al Technovation Challenge que, bajo el lema de Girls for a Change, competirán el 19 de mayo a escala internacional. El anzuelo son regalos (tecnológicos la mayoría), admite la embajadora de la iniciativa en Catalunya, Esther Subias, aunque el mejor premio para sus profesoras pero sobre todo para ellas es despertarles la vocación y convertirlas en las ingenieras, matemáticas, físicas o expertas tecnológicas del futuro.    

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.