Ir a contenido

CARRERA POPULAR

20 años corriendo entre bomberos

La 'cursa' de los apagafuegos está de aniversario y siente que ha recuperado el espíritu fundacional

La cita atlética alcanza este año los 14.000 participantes, el 36% de los cuales serán mujeres

Carlos Márquez Daniel

Repaso de 20 años de la Cursa dels Bombers a través de sus camisetas.  / CARLOS MÁRQUEZ DANIEL

Es una profesión respetada como pocas. Solo a la altura de los médicos y los científicos. Los bomberos, quizás por representar un sueño infantil frustrado, o simplemente porque se juegan el tipo en cada intervención, tienen la admiración ciudadana, y por ende, su carrera, su 'cursa' anual, es también de las más aclamadas en Barcelona. Este año alcanzan la edición número 20, y por lo que cuentan, parece que han conseguido recuperar el espíritu fundacional

La cita es el próximo domingo frente a la estación de França, a las nueve de la mañana. Antes solía darse más margen. Se empezaba a las 11 con toda la tranquilidad del mundo, pero la cosa pública, la política, fue poco a poco moldeando los horarios para 'estorbar' lo menos posible la movilidad motorizada de la capital catalana. La distancia, la de siempre: 10 kilómetros en el trazado clásico: paseo de Colón, Paral·lel, Gran Via, Marina, Ausiàs March, ronda de Sant Pere, Via Laietana, Marqués de l'Argentera. 

Imagen de la Cursa dels Bombers del 2017 / JORDI COTRINA

Entre los asistentes este miércoles a la presentación de la Cursa dels Bombers, varios miembros del cuerpo que el día 22 estarán en la salida, ya sea vestidos de corto o con el traje de faena. Los que opten por la equipación de intervención urbana, cargarán un plus de 30 kilos, amén del calor y la casi nula transpiración que granjea el tejido ignífugo. Se esperan cerca de 14.000 participantes, con una fuerte participación femenina, el 36% del total. 

Un fijo en la salida

Sergio Fuertes es uno de los bomberos que no se perderá la cita atlética, en la que se calcula que el mejor tiempo esté por debajo de los 30 minutos. Fuertes es uno de los pocos que ha corrido las 19 ediciones anteriores, y conoce bien el ambiente que se respira durante esta fiesta deportiva. Dice que este año "se ha recuperado el espiritu inicial", que esta es "la 'cursa' de casa", y que la ha corrido en todas sus modalidades: en familia, con amigos, solo, en buena forma y medio lesionado. También entre lágrimas. En la edición del 2010, quizás la que más bomberos ha tenido sobre el asfalto, se rindió homenaje a un compañero fallecido en el rescate de un niño es una estación transformadora de media tensión. Se llamaba José Garrido, y tenía 28 años. Sucedió a finales de febrero de ese año, y un mes y medio después, decenas de compañeros corrían con su rostro estampada en la camiseta. 

La 'cursa', a su paso por Colón, en el 2015 / JOAN CORTADELLAS

En lo estrictamente deportivo, la Cursa dels Bombers aspira un año más a ser una de las más rápidas de las clásicas urbanas de 10 kilómetros. Han dado cuenta de ello los corredores Jaume Leiva y Marta Galimany, aspirantes al podio en sus respectivas categorías. "El hecho de que la poca subida que hay esté al inicio de la carrera (Paral·lel) y que acabes en bajada ayuda a que se registren buenos tiempos", han explicado. "Que sea tan popular, que te encuentres a los bomberos animándote, te da un plus de energía para correr más", ha añadido Leiva. También entre los apagafuegos ha habido grandes corredores. Es el caso de Xavier Torrent, que en la primera edición marcó el mejor tiempo de un bombero, ni más ni menos que 31 minutos y 58 segundos. Algunos de los que cargan con todo el equipo han terminado los 10.000 metros por debajo de 40 minutos; una locura. 

En estos 19 años de carreras se han imprimido 250.000 dorsales y se han corrido 2,5 millones de kilómetros, lo que vendrían siendo tres viajes de ida y vuelta a la Luna. Este año despega la cuarta expedición.