Ir a contenido

TECNOLOGÍA

Se buscan informáticos en Barcelona

La marca de la ciudad y los nuevos requerimientos profesionales agotan los empleos tecnológicos

Empresas y consorcios buscan fuera el talento por la abundancia de 'startups' y multinacionales

Carmen Jané

Empresas en el último 4YFN, en Fira de Barcelona. 

Empresas en el último 4YFN, en Fira de Barcelona.  / RICARD FADRIQUE

Ser informático en Barcelona es ahora mismo casi un chollo. En la ciudad sobran las ofertas de perfil técnico y faltan profesionales para cubrirlas, por lo que las empresas recurren a técnicos extranjeros o de otras partes de España. Y no se ven perspectivas de agotamiento, pese a algunos recelos por la incertidumbre relacionada con la situación política catalana. Es más, hay promesas de llegada de nuevas empresas como la reciente de la multinacional china del videojuego IGG, que prevé 60 empleos ya de entrada y una expansión en camino.

"Había preguntas sobre la inestabilidad política antes de diciembre, pero ahora parece que se ha calmado todo bastante", señalan fuentes del sector. Si tienes un perfil informático o digital y estás adaptado a las nuevas exigencias laborales, podrás elegir, coinciden los expertos. Hay tres grandes áreas: las 'startups', las empresas de atención al cliente (Selbytel, Colt, Visa o Booking) y los departamentos digitales de grandes multinacionales como Nestlé, Zurich o Roche.

Solo en el 22@ se han incorporado en los últimos tres años unos 25.000 profesionales nuevos, entre informáticos, creativos y diseñadores digitales y márketing. "Es un momento muy dulce para las 'startups' en Barcelona, con mucha rotación y oferta", afirma Xavier Monzó, presidente de la asociación 22@ Network.

Estas 'startups' dirigidas a mercados internacionales son las que buscan profesionales que a menudo no encuentran aquí, ni por la formación ni por experiencia ni porque sean capaces de desarrollar su trabajo solo en inglés porque los equipos tienen personal de muchas nacionalidades.

Oferta en perfiles medios

"Hay mucha oferta de perfiles medios, y se cubren, pero en niveles especializados los profesionales adecuados son difíciles de encontrar. Falta gente que tenga experiencia escalando negocios y aplicaciones. Esto no es Silicon Valley, que es una máquina de hacer empresas, pero comienza a haber un tejido de 'startups' importante que tiene que competir con los grandes y que ven que tienen que fichar en Amazon o en Google", explica Jordi Mas, responsable de tecnología de Schibsted Media Group.  

"Los informáticos más buscados reciben entre tres o cuatro ofertas de empleo a la semana, porque todo el mundo quiere a Messi, pero la cuestión es saber si Messi quiere jugar en tu equipo", ilustra Julien Mur, responsable de Information Technology & Life Sciences de Hays, una de las principales consultoras de recursos humanos en tecnologías. Según explica Mur, son las multinacionales las que contratan fuera porque son quienes pueden asumir la diferencia de sueldos y el coste del traslado.

Las multinacionales son las que contratan fuera porque son quienes pueden asumir la diferencia de sueldos

En Linkedin, que tiene una división de búsqueda de empleo, Linkedin Jobs, sitúan Barcelona como la ciudad española donde más crece la demanda de perfiles digitales, tanto para la industria de internet como en servicios asociados, y de programadores. Es decir, en tres de las cuatro categorías que ellos consideran como perfiles profesionales informáticos. Y lo hace entre un 12% y un 14% más en el 2017, según datos suministrados a este diario.

Cinco peticiones por vacante

También en Infojobs, empresa radicada en Sant Cugat, destacan el crecimiento de empleo en el sector digital y la falta de empleados disponibles. "La media de inscritos para una vacante de empleo es de 45 personas, y llega a ser de 150 en el caso de puestos de venta al detalle, pero para informática se queda en 10 personas por vacante, y si ya es para perfiles de programadores de Java, Oracle o .Net, como mucho hay cinco, y lo mismo pasa en apps, big data, y soluciones de Back End o Front End", señala un portavoz.

"Todas las 'startups' tienen necesidades constantes de personal y para una empresa es muy fácil atraerlos a Barcelona por la calidad de vida y el coste", explica Mateu Hernández, CEO de Barcelona Global. "Escandinavos, franceses y una importante colonia estadounidense son los más dados a venir por posiciones tecnológicas, pero a los más jóvenes, que cobran menos, les está afectando el aumento de los precios del alquiler", señala.  

Este aumento de puestos de trabajo, sin embargo, perjudica a las compañías barcelonesas más pequeñas que se quejan de que no pueden competir con los grandes para retener talento. "La demanda supera mucho la oferta y las pymes no podemos pagar los salarios de las grandes empresas ni de los bancos, así que cuando tienes que fichar se convierte en una pesadilla", explica Sergi Domènech de Serialnet, una empresa informática que hace soluciones para negocios. "Y como te falta talento, entras en un pequeño bucle: no puedes optar a proyectos ni a contratos grandes, y por tanto pagar más".

Las compañías barcelonesas más pequeñas se quejan porque no pueden competir con las grandes para retener talento

Además, hay una rotación muy por encima de la media. Según sus datos, el 12% de los profesionales de estas áreas cambió de trabajo en el 2017. Para retenerlos, si los salarios no se pueden estirar, las empresas echan mano de la imaginación y compensan con beneficios laborales, como horario flexible o ambiente de trabajo agradable, que incluye desde oficinas bien decoradas o con vistas a los famosos futbolines de antes de la burbuja de internet, cafeterías con comida gratuita estilo Google, o hasta masajes en la oficina.

"Hay más ofertas que perfiles porque la transformación digital va más deprisa que la formación para conseguirlos. Hay una falta clara desde hace tres o cuatro años. Las empresas saben lo que piden pero no siempre hay personas en el mercado y si lo están, no siempre están dispuestas a pagarlo", señala Mur. Hay empresas que han optado por fichar en otros lugares de España. Es el caso de Antai, que ha lanzado ofertas en Granada o Murcia, pero también en Europa del Este, por sus conocimientos de inglés. "Aquí no hay tanta gente que pueda tener una discusión técnica profunda en inglés", afirma Mònica Comalrena, responsable de servicios corporativos de Corner Job.

Temas: Start-ups Empleo