Ir a contenido

MASCOTAS EN REMOJO

Barcelona mantendrá un año más su playa para perros

El arenal, en la zona de Llevant, fue visitado en el 2017 por 18.268 canes, un 38% más que en el verano anterior

El Periódico

Perros, en la playa de Llevant de Barcelona, en julio del 2016.

Perros, en la playa de Llevant de Barcelona, en julio del 2016. / DANNY CAMINAL

La playa de Llevant seguirá teniendo este año una zona destinada a los perros. Vista la buena acogida de esta iniciativa municipal, las mascotas podrán disfrutar por tercer año consecutivo de su propia área de baño en el litoral barcelonés. 

El perímetro específico para mascotas, de 1.250 metros cuadrados, recibió el año pasado la visita de 18.268 perros. Según ha anunciado este lunes el Ayuntamiento de Barcelona a través de un comunicado, la apertura de este espacio coincidirá con la temporada alta de baño, en la que se mantendrá una zona separada físicamente del resto de la playa, con todos los servicios, en la que el aforo estará limitado a 100 animales (el año pasado se registraron colas de hasta 30 minutos en las horas punta del día). Está previsto que se abra a principios de junio y que quede desmantelada por las fiestas de la Mercè, a finales del mes de septiembre. 

Crecimiento

Esos más de 18.000 mascotas registradas en el 2017 suponen una medida de 156 canes al día, aunque sin rebasar en ningún momento el tope máximo de usuarios al mismo tiempo. La cifra de perros que utilizaron en verano pasado esta zona en la playa de Barcelona fue superior a la de 2016, en la que se inauguró esta iniciativa con 13.241 mascotas, aunque en aquella ocasión funcionó menos días que en el 2017, con lo que la media diaria fue de 192, superior a la de 156 del pasado año. El crecimiento no fue poca cosa: del 38% de un año al otro.

Esta zona de la playa de Llevant exclusivamente reservada para perros, que sólo permite entrar a animales identificados con microchip, fue sometida el pasado año a un control de calidad del agua y de la arena, que no detectó ningún caso en el que se tuviera que aplicar un protocolo de contingencia de salud pública.

La iniciativa, sin embargo, ha tenido sus detractores. Un grupo de vecinos realizó una recogida de firmas para que la playa para perros no volviera al distrito de Sant Martí. El gobierno de Ada Colau, sin embargo, ha decidido seguir adelante, apoyado por los informes favorables realizados por distintos entes municipales: la Agencia de Salud Pública de Barcelona, los departamentos de Gestión, Protección de los animales, Ciclo del Agua, Limpieza y Gestión de Residuos; la empresa Soluciones Integrales para los Residuos, y la Guardia Urbana. El proyecto también tiene a su favor la encuesta de satisfacción y ocupación del litoral barcelonés. Los usuarios de la playa de Llevant le dieron una nota de 7,7 puntos a la zona reservada a las mascotas. 

Temas: Perros Playas