Ir a contenido

Tras sendas denuncias

Barcelona precinta dos clubs de cannabis sin licencia en Ciutat Vella

El distrito tiene 36 locales con autorización municipal para llevar a cabo funciones de asociación cannábica

El Periódico

Usuarios de un club de cannabis se preparan para consumir.

Usuarios de un club de cannabis se preparan para consumir. / FERRAN NADEU

El distrito de Ciutat Vella ha precintado esta semana dos asociaciones cannábicas que funcionaban sin licencia municipal, según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado.

Los locales estaban situados en las calles de Moles y Roca y su cierre ha sido el resultado de la investigación policial hecha por la Guardia Urbana y la consiguiente actuación administrativa llevada a cabo por los Servicios Jurídicos del distrito.

En el caso del local de la calle de Moles, 11, el consistorio recibió una denuncia el pasado mes de noviembre en la que se advertía de que el local hacía actividades de asociación cannábica sin licencia municipal. Tras una investigación, la Guardia Urbana verificó esta informacióne inició el proceso administrativo para el cierre del espacio. Así, el pasado mes de enero los Servicios Jurídicos del distrito dictaron la orden de cese y se inició el proceso de presentación de alegaciones, que resultó con la denegación de estas y, por tanto, con el obligación del promotor de cerrar la actividad.

Caso omiso

Este mes de marzo el ayuntamiento ha comprobado que los promotores no han cumplido con la orden municipal y, por este motivo, se ha dictado la orden de precinto administrativo que se ejecutó el miércoles.

En el caso de la actividad de la calle de Roca, 26, el expediente se inició en marzo del 2017 debido a quejas vecinales y de un acta de la Guardia Urbana. A raíz de esta apertura de expediente y después de intentar llevar a cabo una serie de inspecciones negadas por los promotores, el pasado mes de mayo se pudo comprobar que el local se llevaba a cabo una actividad de asociación cannábica que no cuenta con la correspondiente licencia.

Al inicio del mandato, señala el comunicado, había un total de 41 expedientes abiertos por asociaciones cannábicas ilegales en Ciutat Vella y, actualmente, solo quedan cuatro, pendientes de comprobaciones o autorizaciones judiciales, mientras que el resto han cesado su actividad una vez abierto el expediente o han sido precintadas administrativa o judicialmente.

El distrito cuenta con 36 locales con autorización municipal para llevar a cabo funciones de asociación cannábica.

0 Comentarios
cargando