Ir a contenido

SEMANA CLAVE

La mitad de los barceloneses se muestra a favor del tranvía por la Diagonal

Una encuesta de la empresa Tram revela que el 52,4% de los vecinos del aérea metropolitana y el 48,7% de los de la capital catalana apoyan la propuesta de Colau

Un 56,3% de los votantes de ERC, partido que ha anunciado su voto contrario a la medida, se muestra de acuerdo con la controvertida unión del tranvía

El Periódico / Barcelona

El tranvía cubriría el recorrido Glòries-Verdaguer en siete minutos

El tranvía cubriría el recorrido Glòries-Verdaguer en siete minutos

Un 52,4% de los potenciales usuarios del tranvía -los vecinos de Barcelona y del resto de ciudades del área metropolitana cosidas por el mismo- se muestra "totalmente de acuerdo" o "más bien de acuerdo" -ambas respuestas comparten casilla- en que éste recorra toda la Diagonal. Así lo revela, al menos, una encuesta encargada por la empresa Tram en octubre para conocer el grado de aceptación de una de sus propuestas estrella, que pretende aprobar -pese a que aún no sabe cómo- en el pleno municipal del próximo viernes. El porcentaje de incondicionales al proyecto no llega al 50% si se miran las respuestas estrictamente barcelonesas, aunque no queda lejos: el 48,7%. En ciudades como L'Hospitalet la cifra de afines asciende hasta el 67%, en Sant Feliu, el 71%, en Sant Adrià, el 75% o en Sant Just, el 78% (el enclave en el que el tranvía suma más adeptos). 

Pese a que un 52,4% global puede sonar a empate técnico, en las entrañas del gobierno municipal leen victoriosos estos resultados poniendo el foco en que son más del doble de los que están a favor que los contrarios (un 24,2%).

Centrándose en Barcelona y bajando a los distritos, el territorio de la capital que se muestra más entusiasta con el proyecto es, con mucha diferencia, Sant Martí -cuyos barrios ya disponen del mismo-, con un 76,7% de vecinos a favor. Le sigue a bastante distancia Ciutat Vella, con un 63,1% a favor. En el resto de distritos el apoyo no llega al 50%, aunque lo rozan Nou Barris (49,9%) y Sants-Montjuïc (48,7%). El único en el que los contrarios superan a los favorables es Les Corts. Un 51,4% de los residentes en este distrito se muestra "más bien en desacuerdo" o "totalmente en desacuerdo" con el discutido proyecto.

Según el recuerdo de voto de las municipales del 2015, el colectivo más favorable al tranvía, con un 77,2%, asegura haber votado en blanco. Le siguen muy de cerca los votantes de la CUP (70% a favor). Entre los votantes de ERC, partido que tiene la llave de la aprobación del proyecto y que ha anunciado para sorpresa de propios y ajenos que votará en contra, un 56,3% está a favor. En el otro extremo, los más contrarios al tranvía son, con diferencia, los votantes de CiU (un 50% se muestra en contra, frente a un 30% a favor). Llama también la atención que entre los votantes del Partido Popular y de Ciutadans son más los favorables al tranvía que los contrarios. 44,5% a favor versus 33,1% en contra entre los seguidores de la formación azul y 54,1% versus 28,4% entre los de la naranja.   

Motivos a favor y en contra

Entre los que aseguran ser usuarios del tranvía el nivel de apoyo a la nueva infraestructura sube hasta el 78% y solo un 12,1% se muestra en contra. También entre los actuales usuarios del Bicing el nivel de apoyo a un tranvía a lo largo de toda la Diagonal sube al 89,7% (y solo 10,3% que lo rechaza).

Los principales aspectos destacados entre el 52,4% que se muestra favorable a la conexión del tranvía por la Diagonal son que mejora la connectividad con el resto de la red pública de transporte y que es "útil para mejorar también la movilidad en toda Barcelona". El 24,1% abiertamente contrario destaca "el caos circulatorio que provocaría en la Diagonal" y "el coste económico que supondría ahora, que hace poco se ha han hecho obras en la avenida". "Una obra innecesaria, y más cuando los autobuses ya ofrecen ese mismo servicio", señalan.  

Cabe destacar que los datos son del mes de octubre, momento en el que el foco mediático no estaba precisamente en el tranvía y cuando aún no se planteaba actuar solo en un nuevo tramo.