Ir a contenido

INFRAESTRUCTURA EN LA PICOTA

Sanz insta a Esquerra a dejar de lado el electoralismo con el tranvía

La teniente de alcalde afea al "candidato Bosch que busque "visibilidad" con su 'no' al proyecto

Le recuerda que el convenio sobre la gestión que exigen requiere primero de la aprobación de un protocolo

Carlos Márquez Daniel

Un Trambaix circulando por la Diagonal.

Un Trambaix circulando por la Diagonal. / ACN / LAURA FIGULS

A nueve días del pleno que debe decidir el porvenir de la unión de las dos líneas del tranvía, el 'ring' municipal parece más agitado que nunca. Después de que ERC dijera el martes que votará 'no' al proyecto planteado por el gobierno de Ada Colau, la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz,  ha respondido este miércoles con diplomacia pero sin escatimar munición: "El reciente candidato (Alfred Bosch, como cabeza de cartel de Esquerra) requiere visiblidad y usa estos espacios para ganarla". Las declaraciones las ha hecho a pocas horas de que la comisión de Ecología, Urbanismo y Movilidad discuta esta misma tarde el asunto como paso previo al pleno del 23 de marzo. 

Sanz ha instado a Esquerra a reflexionar y a "no enrocarse ni cerrar puertas". "ERC ha sido históricamente un aliado en materia de transporte público", ha recordado la concejala de Barcelona en Comú, que ha mantenido la mano tendida para cerrar un pacto. Lo que está claro es que la comisión será calentita, que los republicanos esgrimirán la necesidad de disponer de un convenio y no un protocolo sobre la gestión más pública del tranvía y que el gobierno le recordará que primero hay que aprobar una cosa y después viene la otra. 

Reunión monográfica

La teniente de alcalde ha explicado que en el caso de que se apruebe el protocolo para iniciar el tramo de Glòries hasta Verdaguer, el convenio "se regularizaría unas semanas después". Y si se siguieran todos los pasos previstos, antes de verano podría licitarse la obra de esos 1,7 kilómetros. Sanz ha pedido al director de la Autoridad del Transporte Metropolitano, Pere Torres, una reunión monográfica con Esquerra para aclarar todos estos conceptos. 

Puede suceder que ERC pida alargar los plazos. Pero eso implicaría acercarse de manera peligrosa a las elecciones municipales del año que viene. Ya lo dijo Colau hace algunas semanas: "Es la hora de la verdad". Y de no pasarse con los riesgos. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.