Ir a contenido

PENDIENTES DE LA SENTENCIA

Un jurado declara culpable al acusado de matar a un joven en el Port Olímpic

El crimen ocasionó el enfrentamiento de dos clanes gitanos rivales en La Mina

El Periódico

Los tres acusados del crimen del Port Olímpic, sentados en el banquillo durante la sesión de ayer del juicio oral que se celebra en la Audiencia de Barcelona.

Los tres acusados del crimen del Port Olímpic, sentados en el banquillo durante la sesión de ayer del juicio oral que se celebra en la Audiencia de Barcelona. / RICARD CUGAT

Un jurado popular ha declarado este jueves por unanimidad culpable de asesinato al acusado de matar a un joven de un navajazo en un bar del Port Olímpic de Barcelona, en un crimen que enfrentó a dos clanes gitanos rivales del barrio de La Mina de Sant Adrià del Besòs: Los Pelúos y Los Baltasares.

En su veredicto, el tribunal popular ha rechazado la versión exculpatoria que mantuvo en el juicio el acusado y ha considerado probado que en la madrugada del 24 de enero del 2016 asestó una puñalada en el torso a su rival, aprovechándose de su indefensión, por lo que le atribuye un delito de asesinato con alevosía.

El jurado también ha declarado culpables, en este caso de un delito de lesiones, a dos primos del autor del asesinato, que previamente agredieron reiteradamente a la víctima en el bar del Port Olímpic en el que se encontraban, si bien para uno de ellos no ha considerado acreditado que utilizara un vaso del local como elemento peligroso.

Los tres acusados se desvincularon de la agresión al declarar en el juicio y aseguraron que no intervinieron en la "lluvia de cristales" de la que fueron testigos. Solo uno de ellos, Gabriel R.F., admitió haber dado un puñetazo a la víctima, pero aseguró que después se apartó.

El principal acusado, Luis C.F., defendió durante su declaración que hubo una pelea pero que él no participó, sino que se apartó y salió del local como pudo, y que las heridas incisas que tenía en la mano se las causó precisamente la lluvia de cristales que le cayó.

Lucha entre clanes

Los tres acusados son primos y miembros del clan familiar 'Los Pelúos' de la Mina, que tras el crimen tuvo que abandonar este barrio de Sant Adrià del Besòs por temor a las represalias del clan de 'Los Baltasares', el grupo familiar al que pertenecía el fallecido. Se calcula que unas 500 personas dejaron sus hogares durante varios meses y huyeron hacia distintos destinos.

En vista del veredicto del jurado popular, la fiscalía ha pedido a la Audiencia de Barcelona que en su sentencia condene al acusado del crimen, Luis C., a su propuesta inicial de 22 años de cárcel, así como una pena de cinco años de prisión para su primo Juan Manuel V. -por un delito de lesión con instrumento peligroso-, mientras que la ha rebajado a una multa de 1.350 euros para Gabriel R.F., porque el tribunal no ha considerado probado que utilizara un vaso para agredir a la víctima. 

En su relato, el Ministerio Fiscal considera que los acusados se aprovecharon de la "absoluta indefensión" de la víctima, que iba con una tasa de alcohol cinco veces superior a la permitida, estaba solo y aturdido por los golpes cuando recibió la puñalada.

La defensa de Luis C.F. pidió su libre absolución al considerar que no hay suficientes pruebas de que su cliente cometió el crimen, ya que las grabaciones de las cámaras de seguridad aportadas a la causa estaban muy borrosas y ningún testigo vio cómo clavaba el cuchillo.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.