Ir a contenido

EVITAR LA BRECHA SOCIAL

Barcelona inyecta 28,3 millones en educación y ocio del plan de barrios para luchar contra las desigualdades

La mayor parte, 20,2 millones, se destinarán a inversión en escuelas e institutos de la zona del Eix Besòs durante los próximos dos años

El Ayuntamiento contratará a 61 profesionales no docentes, como psicólogos, educadores, monitores o especialistas en transtornos de la conducta

Cristina Buesa

zentauroepp41976020 colau180209163506

La pequeña Gursimar graba con la cámara mientras su compañera Asima entrevista a la alcaldesa, Ada Colau, este viernes en el Institut Escola Trinitat Nova. / DANNY CAMINAL

Barcelona destinará 28,3 millones de euros en proyectos de educación y cultura para luchar contra las desigualdades. Lo ha anunciado este viernes la alcaldesa Ada Colau en la biblioteca de uno de los centros que recibirá esta inversión, el Institut Escola Trinitat Nova. Esta zona de Nou Barris, una de los elegidas en el plan de barrios que se viene desarrollando desde el 2016, es una de las que se concentrarán las ayudas y así evitar la brecha social que se sigue produciendo en la ciudad.

El Eix Besòs será el sector donde se destinarán más fondos. De esos 28,3 millones de euros previstos hasta el 2019, 20,2 serán para adecuar 10 escuelas e institutos a los proyectos educativos. Además, han explicado los responsables, por primera vez se contratará a 61 profesionales no docentes para atender mejor al alumnado de 39 escuelas. Serán psicólogos, educadores, monitores, especialistas en audición y lenguaje o expertos en transtornos de la conducta.

No invertir solo en "piedra"

"No solo hay que invertir en piedra ni tampoco dejarse llevar por el asistencialismo", ha defendido la alcaldesa, acompañada de la teniente de alcaldesa de Drets Socials, Laia Ortiz, y el comisionado de Cultura, Joan Subirats. Colau ha insistido en que un niño que nace en la Trinitat no tiene las mismas oportunidades que otro que lo hace en el Eixample Sarrià.

Durante su explicación, la alcaldesa ha subrayado la tarea que desarrollan los maestros, "profesionales con vocación, dedicación y entrega que va más allá de su trabajo", ha descrito. Y ha puesto ejemplos de centros educativos que ha visitado recientemente donde se enseña a los alumnos a tocar un instrumento y, en pocos meses, son capaces de afinar en una orquesta "despertando vocaciones musicales que pueden transformar vidas para siempre", ha vaticinado.  

Un centenar de proyectos

El objetivo de las medidas del plan de barrios, cuya cifra global asciende a 150 millones de euros de inversión y que ya está implantado en 16 barrios de la ciudad, es ofrecer oportunidades para desarrollarse como personas a todos los ciudadanos. Coordinándose en algunos casos con las entidades vecinales, el Ayuntamiento de Barcelona quiere mejorar la atención en las escuelas pero también permitir que los menores tengan una oferta de ocio los fines de semana, por ejemplo.

Otra de las novedades expuestas este viernes es que se abrirán los centros escolares para los vecinos del barrio, donde se organizarán actividades lúdicas y culturales. Laia Ortiz ha destacado que uno de los frentes en los que trabajar, y que así quedaba de manifiesto en informes y barómetros sobre la situación socioeconómica de los barrios, eran las desigualdades fuera del horario escolar.

Mediateca y gimnasio

"Detectamos auténticas lagunas, zonas donde no había ninguna oferta y por eso se crearon los campamentos urbanos del programa Baobab", ha recordado. Ahora, el nuevo impulso que emana del plan de barrios en el área de educación y cultura pretende ampliarla todavía más. En el caso del Institut Escola Trinitat Nova, que aún mantiene en su fachada una pancarta contra los recortes, se harán obras para adecuar el edificio, ampliando la biblioteca, transformándola en una mediateca, o construyendo un gimnasio.

Pero lo más relevante de estos trabajos, ha expuesto el entusiasta director del centro, Joan Artigal, no es la mejora de las instalaciones, sino que estas serán para todos los vecinos. Todos. Así, cuando acabe el horario lectivo, los alumnos de otras escuelas, los ciudadanos de los alrededores, las familias de los escolares, podrán usar libremente esos espacios, "y de ese modo construir objetivos educativos compartidos porque no queremos una escuela muy chula y ya está, sino que preferimos trabajar con la gente del barrio". 

Coordinación con todas las edades

El Institut Escola Trinitat Nova, además, se ha coordinado con las dos guarderías del barrio para ofrecer proyectos conjuntos a las familias desde los pocos meses de edad y hasta los 18 años. "Queremos que nuestros niños y jóvenes se mezclen entre ellos, para implicarlos y que se sientan orgullosos de su barrio: necesitábamos podernos mirar al espejo", ha concluido Artigal.

“Alcaldesa: ¿Qué le ha parecido el barrio?"

Gursimar Asima, ambas de 11 años, recordarán mucho tiempo este viernes. Por primera vez, les tocó hacer de reporteras de televisión en la calle y se estrenaron, ni más ni menos, que con la alcaldesa Ada Colau. “¿Qué le ha parecido el barrio? ¿Y el colegio?”, interrogó Asima a la máxima autoridad municipal. Colau, sonriente, respondió más cómoda que frente a otros micrófonos. Las alumnas de 6 º de Primaria del Institut Escola Trinitat Nova, con la tutela de la monitora Lupe Capell, hace un mes que trabajan en el proyecto educativo de artes visuales y audiovisual financiado por el plan de barrios. El cubo del micro lucía el logo del canal de televisión ieTN y otro de Trinitubers, donde cuelgan sus trabajos. Las dos niñas, que se declararon “emocionadas y nerviosas” por haber conocido a la alcaldesa, confesaron que el primer contacto con las cámaras y las entrevistas les había despertado la curiosidad por el periodismo ya que cubrieron la noticia de la rúa de Carnaval del barrio. “Hemos tenido muchos errores pero es muy divertido”, describió la pequeña Asima.   

0 Comentarios
cargando