Ir a contenido

DEL 16 AL 18 DE FEBRERO

El festival Llum Barcelona crece y se traslada a Poblenou

El festival de arte lumínico tendrá lugar del 16 al 18 de febrero y constará de 47 montajes hechas por 35 artistas, compañías o escuelas

Mauricio Bernal

El Museu Frederic Marès iluminado con ocasión de una edición anterior del festival.

El Museu Frederic Marès iluminado con ocasión de una edición anterior del festival. / ELISENDA PONS

La luz como estética, como herramienta artística: es el principio del arte lumínico y de los festivales cada vez más numerosos organizados en torno a esta disciplina relativamente nueva. Barcelona se sumó hace siete años al circuito con su propio evento, Llum Barcelona, que hasta el año pasado tuvo siempre lugar en el casco antiguo, y que este febrero se traslada al Poblenou, al barrio tecnológico, acaso su espacio natural. Una mudanza que los organizadores explicaron este jueves de muchas maneras y con varios argumentos, y cuya conveniencia el gerente del Institut de Cultura de Barcelona (Icub), Valentí Oviedo, zanjó así: “Pensar que solo tenemos Ciutat Vella como espacio para mostrar lo que es capaz de hacer Barcelona sería pensar la ciudad en términos muy pequeños”.

El festival duplica el número de espectáculos e instalaciones con respecto al 2017, multiplica sustancialmente la inversión (cerca de 1 millón de euros, “2,5 veces” lo que el año pasado, dijo Oviedo) y vuelve a apostar por una mezcla de artistas internacionales, artistas locales y alumnos de las escuelas de arte, diseño y arquitectura de la ciudad. Con su mezcla de edificios ultramodernos, espacios en transformación y espacios desangelados, el barrio, dicen los organizadores, ofrece lo que todo artista lumínico anhela: un tapiz variopinto. “Posiblemente nos sorprenderá más que Ciutat Vella”, dijo la comisaria de la muestra, Maria Güell.

Cuatro kilómetros

Güell y la directora de Festes i Tradicions del Icub, Marta Almirall, subrayaron el hecho de que al contrario que en Ciutat Vella no hay “condicionamiento monumental”, que por lo tanto “hay más libertad para intervenir en el espacio”, y que en resumidas cuentas el 22@, el distrito tecnológico, sede de muchas escuelas que participan en el festival, “casa más” con un festival de luz y tecnología. Tal vez otro valor añadido es que en el Poblenou no hay nada como el Fossar de les Moreres, luego no hay riesgo de que se produzca una polémica como la del año pasado, cuando un grupo de ofendidos consideraron que la instalación de unos estudiantes de Bellas Artes de la UB atentaba contra la memoria de los caídos.

Llum Barcelona tendrá lugar del 16 al 18 de este mes. Participarán 35 artistas, compañías o escuelas que pondrán al alcance del público 47 montajes repartidos en un recorrido de 4 kilómetros que se recomienda empezar por el Museu del Disseny, en la plaza de las Glòries. La llamada a ser su invitada ilustre es la canadiense Monique Savoie, fundadora de la Société des Arts Téchnologiques de Montreal y una artista con el rótulo de pionera: “Hace 20 años, nadie sabía de qué hablaba”, reza uno los perfiles suyos que circulan por internet. “Una persona iluminada”, hizo el juego de palabras Almirall. Es un arte tan reciente, de hecho, que los artistas más veteranos rondan apenas los 40 años. Uno de ellos, Santi Vilanova, artista, profesor de la Escola Eina y tutor del proyecto que los alumnos de 4º curso de Diseño presentan en la cita, 'Fuga', asistió a la presentación y habló de la importancia de una cita como esta para los artistas locales. “Para muchos ha sido una plataforma de lanzamiento y un lugar para establecer contacto con otros festivales -explicó-. De este modo, el apoyo al talento local se transforma en profesionalización”. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.