Ir a contenido

NOTIFICACIÓN POR CARTA

La ATM urge a Colau a decidir el trazado definitivo del tranvía

La Autoridad del Transporte Metropolitano recuerda que la redacción del proyecto sigue pendiente de la decisión municipal

El consistorio mantiene como plan idóneo la Diagonal pero esperará las conclusiones de la comisión sobre el ferrocarril

Carlos Márquez Daniel

Un convoy del Trambaix llega a una parada cerca de la plaza de las Glòries.

Un convoy del Trambaix llega a una parada cerca de la plaza de las Glòries. / FERRAN NADEU

El jueves se celebra la última sesión de la comisión municipal sobre la conexión del tranvía. Se abordará el impacto en los municipios del entorno de Barcelona. Ajeno al debate político, la Autoridad Metropolitana del Transporte (ATM) mandó el 18 de enero una carta al consistorio preguntando sobre el trazado elegido para unir las dos líneas del Tram. El ayuntamiento ha respondido este miércoles de la única manera posible: primero hay que esperar al dictamen político

La carta de la ATM la firma el director general, Pere Torres. La misiva, dirigida a la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, recuerda todos los pasos que se han dado hasta la fecha, desde el protocolo entre el consistorio y el Govern, de marzo del 2016, por el que el ayuntamiento sería el organismo determinaría el trazado más conveniente, hasta la presentación del estudio informativo, en junio del año pasado.

Proyectos en barbecho

Para poder proceder con la aprobación del estudio informativo, y por lo tanto, redactar los proyectos constructivos y de explotación, ya adjudicados, "es necesario -reza Torres en su escrito- que no comuniquen la decisión que toma el ayuntamiento sobre el trazado definitivo del proyecto". "El periodo otorgado a las adjudicatarias en el citado encargo podría ser del todo insuficiente si no se empiezan de inmediato las tareas encomendadas", sostiene.

En su respuesta, Sanz mantiene que la solución más idónea es "es la conexión en superficie por la avenida de la Diagonal", pero considera "conveniente, y por respeto a todos los grupos municipales, esperar a la conclusión de los trabajos de la comisión de estudio que está analizando la conectividad".  En definitiva, la concejala de Barcelona en Comú viene a admitir que nada podrá hacer el gobierno de Ada Colau si antes no consigue los 21 ediles que necesita para sacar adelante el presupuesto que le permita acometer la obra. De momento disponen de 14, sus 11 y los cuatro del PSC. La estrategia pasa por presionar a ERC. Eso serían 20. El último en caer, si la CUP no ladea hacia ellos, debería ser el concejal no adscrito (exCiU) Gerard Ardanuy