Ir a contenido

POSIBLES IRREGULARIDADES

Carnes dimite por gastos sin justificar con la Visa de Turismo de Barcelona

El hasta ahora director general del consorcio comunicó su renuncia al cargo por carta el jueves pasado

Una auditoría municipal detecta desembolsos sin autorización del exconcejal y otros empleados

Toni Sust

William Carnes, hasta ahora director general del consorcio Turismo de Barcelona.

William Carnes, hasta ahora director general del consorcio Turismo de Barcelona. / ACN

El hasta hace unos días director general del consorcio Turismo de BarcelonaJordi William Carnes, presentó el jueves su dimisión. Lo hizo por carta, en una misiva fechada el mismo 1 de febrero, en la que no detalla el motivo de su adiós. Califica de "muy intensos y muy positivos" los cuatro años que ha estado en el cargo y comunica al presidente del comité ejecutivo del consorcio, Joan Gaspart: "En el escenario actual no veo que pueda sacar adelante el proyecto profesional para el que fui llamado".

Pero hay una causa detrás de esa despedida del que fuera conseller de Agricultura del tripartito y teniente de alcalde del ayuntamiento en la última etapa del PSC al frente de la institución: según fuentes municipales, el consistorio ha llegado a la conclusión, mediante una auditoría de intervención, que en Turismo de Barcelona se registró durante el 2016 un uso indebido de una o más tarjetas de crédito de la empresa en gastos que no han sido justificados debidamente. Un porcentaje considerable de esos gastos corresponden a la tarjeta de crédito de empresa de Carnes. En suma, más allá de seguir el recorrido administrativo preceptivo, solo se presentaban facturas de los pagos.

Viajes, hoteles, restaurantes

La auditoría, obra del interventor a petición del gobierno municipal, se basa en una cata de la actividad económica del consistorio en ese año. Una primera fotografía de la situación que no permite concluir a qué cantidad global

El exconseller y exteniente de alcalde, "entre la sorpresa y la indignación"

afectan las irregularidades pero que da cuenta de que algo se ha estado haciendo mal en el consorcio.

Documento

Texto de la auditoría de la intervención municipal sobre el ejercicio del 2016 en Turismo de Barcelona.

Auditoría de la intervención municipal sobre Turismo de Barcelona

En el apartado de gastos de viajes, de la partida de 550.000 euros que el organismo invirtió en el 2016, se analizaron facturas que suponen cerca de un 20% de ese total, unos 110.000 euros. Y en esos 110.000 euros, se detectaron irregularidades en una proporción muy alta: 83.000 euros se desembolsaron en billetes de avión, alojamiento y dietas sin que quedara justificada la motivación o la autorización del gasto en viajes, hoteles y restaurantes. La investigación echa de menos en particular la motivación y la autorización en cantidades abonadas por el ya exdirector general con su Visa de empresa

En diciembre, el gobierno puso el contenido de la auditoría en conocimiento del presidente del comité ejecutivo del consorcio, Gaspart, y del presidente de la Cambra de Comerç, Indústria i Navegació, Miquel Valls y del propio Carnes. El consorcio fue creado en 1993 por el ayuntamiento, la Cambra y la Fundación Barcelona Promoció.

Contactado por este diario en Moscú, donde este lunes desempeñaba una última misión para el consorcio, Carnes ha explicado que se encuentra “entre la sorpresa y la indignación” y ha asegurado que ya tenía intención de dimitir antes de conocer el informe. No ha querido ir más allá de mostrarse a favor de una máxima transparencia en la gestión. Según fuentes del organismo, con la tarjeta de Carnes se acometían gastos del consorcio que no hacía él.

Reunión extraordinaria del consorcio

Los trabajadores del consorcio han sido informados este mismo lunes de la dimisión de Carnes, así como los grupos con representación en el consistorio. El gobierno de Ada Colau ha pedido para la tarde de este lunes una reunión extraordinaria del comité ejecutivo del consorcio en la que se informará a los miembros de la situación. Carnes ya había sido vicepresidente de Turismo de Barcelona como concejal de promoción económica entre el 2007 y el 2011. Se convirtió en presidente en el 2014, cuando su predecesor, Pere Duran, se jubiló.

Tras el encuentro del comité ejecutivo, tanto el concejal de Turismo, Agustí Colom, como el presidente de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart, han abordado la situación. Colom ha explicado que en la reunión se ha informado tanto de la dimisión de Carnes como de la detección de los gastos por justificar: "Respetamos su honorabilidad pero haremos un informe interno para saber si existen deficiencias respecto de estos gastos".

Colom ha precisado que se estudiarán los cuatro años en los que Carnes ha sido director general, ya que es un periodo cuya responsabilidad no ha prescrito. También ha advertido de que habrá o no "consecuencias" en función de ese informe.

"Mala intención"

Gaspart ha descartado que Carnes renunciara a su cargo al conocer el informe elaborado por la intervención municipal, ha dicho que hace meses que mostró su intención de dejarlo y ha asegurado que vincular la auditoria con su dimisión es tener “mala intención”. Ha descartado que el ya exdirector general haya cometido fraude.

Algunos de los grupos de la oposición han abordado la renuncia de Carnes y los casos de gastos impagados. La concejala del PDECat Sònia Recasens ha exigido máxima transparencia, que se nombre rápidamente a un nuevo director general y que Colau no aproveche lo sucedido para “demonizar el turismo”. El presidente del grupo de ERC, Alfred Bosch ha reclamado que se llegue hasta el fondo del caso y se garantice el buen nombre de Turismo de Barcelona. 

'Conseller' de Maragall y teniente de alcalde de Hereu

Jordi William Carnes fue elegido como director general de Turismo de Barcelona en julio del 2014. El consejo general de Turismo de Barcelona, a propuesta previa del comité ejecutivo, le situó al frente del consorcio cuando su antecesor, Pere Duran, se jubiló tras desempeñar esa función durante 14 años.

Licenciado en Filología Germánica y máster en Administración Pública, antes de llegar al consorcio desarrolló una prolongada actividad política. Director general de Desenvolupament Rural en el Govern de Pasqual Maragall (2003-2006), fue designado 'conseller' de Agricultura en abril del 2006 en sustitución de Antoni Siurana y estuvo al frente del departamento hasta noviembre de ese año, cuando tomó posesión el Ejecutivo de José Montilla.

En el ayuntamiento tuvo un papel más decisivo. Como concejal del PSC, fue teniente de alcalde de promoción económica durante el mandato 2007-2011, con Jordi Hereu al frente del gobierno municipal, aunque en el último año se convirtió en primer teniente de alcalde en sustitución del dimisionario Carles Martí. Tras la victoria de CiU en Barcelona, en el 2011, estuvo dos años en la oposición antes de abandonar el consistorio y pasar a la actividad privada.

Como responsable de Promoción Económica de Hereu destacó por su labor para que la ciudad ganara turismo. Como director general de Turismo de Barcelona, mantuvo unas relaciones tensas con el gobierno de Ada Colau, que defiende un modelo basado en el turismo sostenible y la descentralización que poco casa con el del mandato anterior. Quizá ese fuera el motivo de que el ya exdirector general apenas hiciera declaraciones.