Ir a contenido

ALTERNATIVAS ECONÓMICAS

Barcelona crea un fondo de crédito municipal para financiar cooperativas

Abiertas dos línias de crédito de un millón de euros cada una para fomentar la creación de proyectos sociales

Los convenios se han firmado con Coop 57 y Fiare Banca Ética para "compartir y cubrir los casos de mayor riesgo"

Helena López

Librería La Carbonera, en el 40 de la calle de Blai.

Librería La Carbonera, en el 40 de la calle de Blai. / LUAY ALBASHA

En la programación del mes de marzo, que justo presentan este jueves, exclusivamente nombres de mujer: Bel Olid, Júlia Bertran, Sílvia Bel, Anna Maria Villalonga... El feminismo es uno de los ejes del proyecto creado por Mar Redondo, Carlota Freixenet y Aitor Moreno, los tres socios fundadores de la librería La Carbonera, en el 40 de la calle de Blai. Sí, una librería en Blai. Una librería cooperativa "de kilómetro cero" ya muy arraigada en el Poble Sec pese a sus pocos meses de vida, que es una realidad gracias a un crédito de Coop57, "cooperativa de servicios financieros éticos y solidarios" que ha servido de gran palanca de los proyectos de economía social y solidaria, sobre todo a partir del 2007, cuando la banca convencional cerró el grifo. 

"Desde el inicio de la crisis, hemos concedido el 95% de créditos solicitados por nuestros socios, seguramente a la inversa que la banca convencional, y nos dimos cuenta de que teníamos que compartir riesgos", expone Ramon Pascual, coordinador de Coop57. Así se lo expusieron al Ayuntamiento de Barcelona, que en los últimos años se ha caracterizado por su sensibilidad hacia este tipo de economía, y así se pusieron las bases para el Fondo de Crédito Municipal para financiar nuevos proyectos  y empresas de economía social y solidaria presentado este jueves por el teniente de alcalde Gerardo Pisarello. 

Se trata de dos líneas específicas de crédito de un millón de euros cada una, una con Coop57 y una segunda con Fiare Banca Ética. Unos fondos que en pocos meses han facilitado el inicio de 11 proyectos -nueve cooperativas de trabajo asociado, entre ellos La Carbonera, y dos entidades- y la creación de 75 puestos de trabajo. 

Entre estos 11 proyectos destacan dos cooperativas de trabajo surgidas de la reconversión de dos sociedades mercantiles que por motivos distintos, cesaron su actividad, como es el caso de la escuela Nou Patufet y del Gimnasio Cooperativo Sant Pau.

Pasado y futuro

"La economía especulativa, pese a estar muy viva, forma parte del pasado. Las nuevas formas de economía social son el futuro. Un futuro que, además, forma parte del ADN de Barcelona. Supone ya un 7% del PIB de la ciudad y para este ayuntamiento su fomento es una prioridad", ha señalado el primer teniente de alcalde. "La banca convencional nunca ha sido sensible a estos nuevos proyectos que nacen de la comunidad. Para nosotros es importante acompañar a estas nuevas formas de economía publicocooperativa", continúa Pisarello, quien insiste en que su intención es que esta otra forma de economía forme parte de la imagen de la ciudad. Otra suerte de Marca Barcelona.

Ha participado también en la presentación Joana Gómez, Coordinadora de la delegación de Barcelona de Fiare Banca Ética, quien ha apuntado que se trata de un fondo económico compartido. En los dos casos, se trata de fondos mancomunados con una aportación a partes iguales por parte del ayuntamiento y de las entidades. "No se trata de un fondo rígido. Es una bolsa global, no se adjudica a un proyecto concreto", concluyen.