BARCELONEANDO

Han vuelto a robar las placas de la plaza de los Campions

Sustraidas por segunda vez en una década las diez distinciones de bronce de la Vila Olímpica

"La culpa es del distrito; solo Patrimonio se ha interesado", denuncia Pere Figueras, promotor del homenaje

Los agujeros que han quedado donde estaban las placas de bronce robadas esta semana en la plaza dels Campions, en la Vila Olímpica.

Los agujeros que han quedado donde estaban las placas de bronce robadas esta semana en la plaza dels Campions, en la Vila Olímpica. / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
Toni Sust / Barcelona

Considerablemente abandonada, físicamente escondida al transeúnte, la plaza de los Campions, en la Vila Olímpica, es uno de los vestigios de los Juegos que Barcelona organizó en 1992, y una muestra de cómo el olvido lo amenaza todo. La plaza, situada en el parque de la Nova Icària, fue inaugurada el 25 de septiembre de ese año. Fue ideada como un homenaje a los deportistas: con el tiempo se colocaron un total de 10 placas de bronce dedicadas a grandes estrellas en sus respectivas disciplinas, con la huella de su mano. Las tres primeras fueron las del ajedrecista Garry Kasparov, el ciclista Eddy Merckx y el futbolista Alfredo Di Stéfano. Los tres estuvieron el día de la inauguración. La última, la de Johan Cruyff, se instaló en 1999. Las otras seis son de Magic JohnsonSergei Bubka, Pelé, Ladislao Kubala, Carl Lewis y Miguel Induráin. Además hay en la plaza 257 placas más pequeñas, de metal, que recuerdan a otros tantos medallistas de oro.

Entre el 2007 y el 2008 las 10 placas de bronce y varias de las pequeñas fueron robadas. El consistorio retiró algunas para salvarlas. En el 2010 fueron repuestas. Entre el pasado domingo y el lunes, las 10 de bronce fueron robadas otra vez. No debió de ser fácil. "Tuvieron que venir con una furgoneta. Las placas pesan lo suyo", afirma Pere Figueras. Como director comercial de El Mundo Deportivo, medio que apadrinó la creación de la plaza, Figueras participó en su nacimiento: “El proyecto es un poco hijo mío. El entonces concejal Enric Truñó eligió el emplazamiento”. Figueras ha estado siguiendo su estado a lo largo de los años, y subraya que en su día se acordó que el consistorio se ocuparía de que el mantenimiento fuera correcto: "A partir del 2000, empezaron los problemas".

Suciedad, hierbas, abandono

Figueras lleva tiempo denunciando el deterioro de la plaza, como lo hace el presidente de la Asociación de Vecinos de la Vila Olímpica, Jordi Giró. Ambos han pedido al ayuntamiento que tome cartas en el asunto. Desde el 2000, dice  Figueras, la plaza ha caído en el abandono. En los últimos meses era frecuente que indigentes pernoctaran bajo la cubierta que protege una parte de la zona. Las hierbas crecieron. "En los últimos tiempos la limpieza ha mejorado. Y hace días que nadie duerme allí. Quizá si hubieran estado no hubieran robado. El domingo por la mañana, las placas estaban. El lunes ya no", afirma Giró, que proclama: "Nos han robado a todos los ciudadanos". Diez agujeros rectangulares dan fe de la ausencia y aportan un punto más de deterioro a una plaza desangelada.

Para Figueras, las responsabilidades están claras: "Toda la culpa es del distrito de Sant Martí, solo la gente de Patrimonio se han preocupado por la situación de la plaza". Patrimonio ultimaba este martes la denuncia que presentará ante los Mossos por la sustracción.

Ni los turistas

Durante años, después de los juegos, la plaza era una de las paradas en el recorrido que los turistas hacían en 

Los vecinos de la Vila Olímpica reclaman desde hace años al ayuntamiento revitalizar la zona

Barcelona. Dejó de serlo. Todavía algunos visitantes se dan un garbeo por allí, relata Giró, pero básicamente porque es una buena zona para ir en segway, o patín, o bicicleta. También cuenta que la Vila Olímpica quería celebrar allí dentro de unos meses su 25º aniversario: los vecinos llegaron un año después de que lo hicieran los deportistas que acudieron a los juegos. "Queremos relanzar la plaza", insiste el representante vecinal, que afirma que la asociación ha pedido al ayuntamiento una solución.

Noticias relacionadas

La placa de Messi

Figueras afirma que el propósito de recuperar la plaza, por lo que simboliza y para la ciudadanía, pasa, entre otras cosas, por añadir otras diez placas de bronce, dedicadas a otros tantos deportistas, empezando por la de un candidato incuestionable: Lionel Messi. En la lista figuran también, entre otros, Rafael Nadal, Nadia Comaneci, Mark Spitz, y Bjorn Borg. Pero antes de ampliar la oferta habrá que reponer la que ya había y aumentar el control de las placas, si es que se vuelven a colocar. "Si abandonas un espacio, la gente se atreve con él", argumenta Figueras, que cree que algo ha facilitado el nuevo robo: cuando las diez placas fueron recolocadas, no fueron sujetas al suelo con anclaje, como si pasó con las pequeñas.