Ir a contenido

CONFERENCIA

Colau quiere vetar las reformas si amenazan con echar a inquilinos

La alcaldesa propondrá a los grupos prohibir reformas, subvencionadas o no, si hay riesgo de expulsión de vecinos

Anuncia una campaña para "reforzar y enriquecer" la imagen internacional de la ciudad tras el 1-O y la DUI

Toni Sust

zentauroepp41737005 colau180122192249

Colau, antes de pronunciar su conferencia en el Col·legi de Periodistes, este lunes. / FERRAN SENDRA

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quiere que quien rehabilite un gran edificio en la ciudad no pueda echar a sus inquilinos actuales mediante el acoso inmobiliario. Pretende impedir que la presión de un nuevo propietario, a menudo un fondo de inversión, acabe obligando a personas que llevan décadas en su casa a buscarse una vivienda en otro barrio u otra ciudad más asequibles, para ser reemplazados por nuevos inquilinos con más recursos que sí pueden afrontar las nuevas condiciones. Lo que se conoce como gentrificación.

La medida afectaría a los promotores que reciban una subvención pero también a los que no la pidan. Así lo ha anunciado la alcaldesa en su intervención anual en el Col·legi de Periodistes, en la que ha hablado de cómo le ha ido a la capital catalana en los últimos 12 meses.

El alquiler como problema

Colau ha desarrollado su propuesta: quien quiera rehabilitar un edificio deberá aportar informes que garanticen que

El Mobile World Congress es una ocasión única para demostrar normalidad en las calles”

los vecinos serán realojados durante las obras y devueltos a sus casas una vez se haya completado la reforma, como requisito obligatorio para lograr la licencia preceptiva.

La medida que propone no es condicionar una hipotética subvención a ese respeto a la continuidad de los vecinos:  eso ya se anunció en Ciutat Vella. Toda rehabilitación, hecha con ayudas públicas o con “recursos privados”, ha dicho Colau, sería vetada de no garantizar los derechos de los inquilinos, si prospera su plan.

Aprobación inicial en febrero

Para que la medida prospere es necesaria una modificación de la ordenanza reguladora de licencias, que debe acordar con el resto de grupos municipales (solo los del PDEcat, ERC y el PSC, con los que está negociando los presupuestos, han asistido a su conferencia). Si hay entendimiento, ha vaticinado, la aprobación inicial tendrá lugar en febrero o marzo. "La rehabilitación de los edificios es en sí mismo una idea positiva, pero también se está convirtiendo en una excusa para expulsar a inquilinos, vulnerar sus derechos", ha denunciado. El gobierno municipal dedico en el 2017 25 millones en ayudas para rehabilitar.

El alquiler ha subido en Barcelona un 19% del 2013 al 2017, según datos del Incasòl (aunque Colau ha hablado de un incremento del 30% en tres años). La alcaldesa ha ofrecido al resto de partidos un "pacto de ciudad" para pedir al Gobierno central que reforme la ley de arrendamientos urbanos, amplíe la duración de los contratos de tres a cinco años y limite la subida de los alquileres. O, más sencillo, que traspase la competencia al consistorio.

El MobileWorld Congress

La alcaldesa ha mostrado su apoyo a la continuidad del Mobile World Congress y ha anunciado que poco antes de su

"La rehabilitación de los edificios es una idea positiva, pero se está convirtiendo en una excusa para expulsar a inquilinos"

inauguración, prevista para el 26 de febrero, el consistorio lanzará una campaña para “reforzar y enriquecer la imagen de Barcelona. Para dar a conocer la imagen de la ciudad y desvanecer dudas que hayan aparecido en estos meses”. Meses, ha precisado, maracados por las imágenes de la represión policial del 1 de octubre y por “la inseguridad jurídica que generó la declaración unilateral de independencia”.

0 Comentarios
cargando