Fomento defiende su ampliación de la Ronda Litoral frente al rechazo de Colau

El ministerio niega que haya existido opacidad en la tramitación del proyecto

Tráfico en la Ronda Litoral.

Tráfico en la Ronda Litoral. / JOAN CORTADELLAS

1
Se lee en minutos
Manuel Vilaseró
Manuel Vilaseró

Periodista

ver +

El Ministerio de Fomento sostiene que su proyecto de ampliación de la Ronda Litoral no solo no causará más atascos, como asegura el Ayuntamiento de Barcelona, sino que contribuirá a eliminar los actuales. También niega la opacidad que le atribuyen los responsables municipales porque, seala, en el último año "se han mantenido varios contactos a nivel técnico". Así lo ha asegurado una portavoz ministerial, que se ha mostrado sorprendida por la dura reacción del consistorio encabezado por la alcaldesa Ada Colau.

Fomento publicó el jueves pasado en el BOE la aprobación del estudio informativo del proyecto, que permanecerá en exposición pública durante 30 días. El tramo afectado es de 5,6 kilómetros y requerirá de una inversión de 119 millones de euros. El cambio más sustancial se producirá a partir del viaducto, justo debajo del Morrot. El Gobierno prevé construir aquí otra estructura viaria elevada, de manera que los cuatro carriles actuales se destinarían a la salida de Barcelona y los cuatro de nueva creación a la entrada.

El cuello de botella

Justo en esa entrada, que desemboca en el Moll de la Fusta, con solo dos carriles de anchura, es donde prevé el consistorio que se produzcan los atascos, al estrecharse tanto la capacidad de la calzada, pero Fomento asegura que "los estudios técnicos demuestran lo contrario".

Noticias relacionadas

Fomento también recuerda que el estudio informativo incluye otra solución alternativa a la preseleccionada por el ministerio. "Una vez examinadas las alegaciones que se presenten se verá cual es la mejor o, en su caso, si hay argumentos para rechazarlas todas", ha advertido la portavoz.

Fomento ha negado rotundamente la acusación formulada por Janet Sanz, teniente de alcalde de Urbanismo, de que el consistorio llevababa tres meses intentando reunirse con la dirección de carreteras para abordar el asunto sin obtener ninguna respuesta.