Ir a contenido

COMISIÓN MUNICIPAL

El tranvía por la Diagonal generaría 64 millones para invertir en el bus

Un estudio del Gabinete de Estudios Económicos concluye que la unión de las dos líneas es rentable

La oposición se escuda en las dudas sobre el proyecto para no avanzar su posocionamiento sobre el proyecto

Carlos Márquez Daniel

Un tranvía de la línea del Trambesòs, llegando a Glòries por Meridiana. 

Un tranvía de la línea del Trambesòs, llegando a Glòries por Meridiana.  / FERRAN NADEU

La comisión municipal sobre la unión del tranvía ha regalado este jueves cuatro horas de cruda política. Cuatro horas en las que buena parte de los grupos de la oposición, a pesar de que se han presentado nuevos informes sobre la viabilidad de unir ambas líneas por la Diagonal, que uno puede creerse o no, se han mantenido en la incógnita sobre su apoyo o rechazo al plan. Nada parece haberse movido. A pesar de que ha brotado un nuevo dato: la explotación del tramo central por la avenida permitiría aflorar 64 millones que se invertirían en la red de bus. O eso es lo que promete el ayuntamiento.

El dato ha cogido por sorpresa a los grupos municipales. El nuevo informe lleva el sello del Gabinete de Estudios Económicos y demuestra, según los expertos que lo han elaborado, que la conexión es rentable. Àlvar Garola, economista y profesor de la UPC, ha explicado que la tasa interna de retorno (el porcentaje de beneficio o la pérdida que genera una inversión) será superior al 12,5%.

La base, la demanda

Los ingresos se han calculado a partir de la demanda prevista en el estudio informativo, que prevé hasta 227.000 viajes en días laborables, y en base también a la tarifa que percibe la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) por sus servicios. La demanda crece en un 107%, mientras que el número de kilómetros de vías asciende en un 44,1%. La conclusión es que el coste viajero-kilómetro se reduce de manera sustancial. Y es de ahí de donde salen los 64 millones de euros que, según ha avanzado, se reinvertirán en la red de autobuses.

Al margen de los minutos destinados a desgranar este estudio, el resto de comisión, hasta sumar esas casi cuatro horas, ha sido un nuevo toma y daca entre bancadas favorables y contrarias al tranvía por la Diagonal. Francina Vila (PDeCAT) ha insistido que para los exconvergentes lo más sensato es el bus eléctrico. Se han traído a la comisión a un trabajador de TMB, miembro de UGT, que les ha respaldado en la petición de que se ponga en funcionamiento la línea D30, prevista por el gobierno de Xavier Trias para recorrer la avenida de punta a punta.

Las mismas dudas

ERC y Ciutadans siguen sin despejar la incógnita. Aseguran que todavía quedan dudas por resolver, cuando lo cierto es que esta infraestructura está siendo una de las más analizadas de la historia moderna. Por parte del PSC, Daniel Mòdol ha instado a dejar "de lado la política" y ha apoyado la unión de las líneas. Palabras de amor para Barcelona en Comú, que quizás esperaba un puñal del que fuera su socio de gobierno. La CUP tampoco se ha decidido. La gestión pública era su línea roja. Pero ni la presentación del plan organizativo les ha bastado. A saber: la concesión actual termina en el 2032, año en el que se rescataría el tranvía para controlarlo desde la ATM. Si se hace antes, el consistorio se podría ver obligado a desembolsar hasta 440 millones de euros.

Así las cosas, los únicos que lo tienen claro son los del 'no'. Además del PDeCAT, también el PP, que se pregunta por qué Barcelona debe sufragar un proyecto "que básicamente beneficia a los ciudadanos de fuera de la ciudad". El tranvía sigue ahí, en la rueda del hámster.

TMB, listo para gestionar el tranvía

Enric Cañas, consejero delegado de TMB, ha sido uno de los ponentes en la comisión de este jueves. Más allá de sacar pecho tras un año en el que se han batido todos los registros de uso del metro y se han logrado los mejores números del bus de la última década, ha asegurado que la empresa pública de transporte está lista para asumir la gestión del tranvía. "Estamos listos para asumirlo mañana mismo, si es necesario", ha sostenido. Tendría su lógica, ya que la empresa matriz de TMB empezó controlando la red de tranvías, de la que nació la malla de autobuses que ahora, con la red ortogonal, se está intentando ordenar.