Ir a contenido

NEGOCIACIÓN EN CURSO

Colau acepta rebajar las tarifas de las guarderías para salvar los presupuestos

La alcaldesa necesita la abstención del PDECat, de ERC y del PSC para aprobar el proyecto económico

Trias explica que el gobierno acepta también retirar de las cuentas el proyecto constructivo del tranvía

Toni Sust

La alcaldesa Ada Colau y el concejal del PDECat Xavier Trias.

La alcaldesa Ada Colau y el concejal del PDECat Xavier Trias. / FERRAN NADEU

Xavier Trias ha explicado este jueves cuáles son las cesiones que el gobierno de Ada Colau está dispuesto a hacer para lograr que el PDECat se abstenga en la votación sobre los presupuestos que tendrá lugar en el pleno municipal del viernes 26 de enero. Para que esos presupuestos sean aprobados por la vía ordinaria, Colau precisa de la abstención del grupo de Trias, de ERC y del PSC, además de la del concejal no adscrito, Gerard Ardanuy.

La negociación sigue viva y tendrá como primer y previsible efecto que la comisión extraordinaria que este viernes servirá para abordar las alegaciones de los grupos al proyecto de presupuesto acabará en tablas: se prevé que varios grupos opten por hacer una reserva de voto y posicionarse directamente en el pleno.

Lo que ha quedado claro es que Colau acepta rebajar de nuevo la tarificación máxima de las guarderías, que rectificó para el actual curso con el fin de que quienes tuvieran más recursos aportaran más: desde septiembre, los padres que pagan más tienen que abonar 395 mensuales. El acuerdo con el PDECat, que también debería cerrarse con ERC y con el PSC, rebajaría ese máximo a 290 euros mensuales.

La comisión del tranvía

Trias ha presentado la lista de alegaciones principales que el gobierno está dispuesto a aceptarle si el acuerdo sirve para salvar las cuentas. Además de la tarificación social de las guarderías destaca en ella la retirada de los presupuestos de la partida de algo más de 400.000 euros prevista para costear la redacción del proyecto constructivo de la conexión de los tranvías por la Diagonaluna iniciativa que el PDECat rechaza frontalmente en el consistorio, aunque no así en la Generalitat.

La concejala Sònia Recasens ha precisado que el acuerdo pasa por dejar todo el debate del tranvía en la comisión creada para tal fin. Si esta aprueba la conexión por la Diagonal, la partida puede incluirse mediante una modificación presupuestaria.

La posición del PSC es clave: si no se abstiene no habrá pacto posible con el resto de grupos

ERC, que también está negociando, está en una posición similar a la del PDECat, ya que, ambos grupos prometieron a la alcaldesa que si echaba al PSC del gobierno municipal le prestarían su apoyo para no paralizar la ciudad. En cuanto a los socialistas, si al final optan por un ‘no’ a los presupuestos, cerrarán las puertas a estos acuerdos porque la aritmética no permitirá que sean aprobados en el pleno de enero.

Si Colau no logra la mayoría, optará por sacar adelante las cuentas como el año pasado, mediante una cuestión de confianza. Eso le daría imagen de aislamiento, pero le permitiría aprobar el proyecto como quiera su gobierno.