Ir a contenido

EXPERIENCIA DE DEMOCRACIA

El Ayuntamiento de Barcelona mantiene la multiconsulta pese a los recursos

La concejala Gala Pin insiste en que el ayuntamiento sigue trabajando para celebrar el referendo antes del verano

"Esta beligerancia judicial de la Delegación del Gobierno encaja en una estrategia de ataque al municipalismo y a la autonomía local", ha asegurado

Helena López

Los portavoces de las tres iniciativas ciudadanas, este martes. 

Los portavoces de las tres iniciativas ciudadanas, este martes.  / FERRAN NADEU

Las entidades que están impulsando iniciativas ciudadanas para la multiconsulta que Colau planea convocar antes del verano coinciden en el diagnóstico de la situación con la concejala de Participación, Gala Pin. Ambas consideran que los recursos contenciosos administrativos interpuestos por la Delegación del Gobierno en Catalunya y la Cámara de Concesionarios y Empresas Vinculadas al Sector Público en el ámbito de las Infraestructuras, los Equipamientos y Servicios Públicos (CCIES) contra el Reglamento de Participación Ciudadana "constatan que hasta ahora los lobis vivían tranquilos, y cuando se encuentran ante un gobierno que quiere escuchar la opinión de los vecinos se ponen nerviosos". "No entendemos la beligerancia judicial contra un mecanismo que da voz a la ciudadanía; una beligerancia por parte de la Delegación del Gobierno que es además un ataque al municipalismo y a la autonomía local", sentencia Pin.

La concejala afea a "los lobis" que les preocupe que el consistorio pueda "preguntar sobre la gestión de un bien común como es el agua" e insiste en que el ayuntamiento continúa trabajando para celebrar la multiconsulta antes de verano. "Nosotros seguimos adelante y pedimos a la ciudadanía una participación masiva en defensa de la democracia", añade antes de recordar que el Reglamento de Participación se aprobó con un "amplio consenso social y político", ya que solo contó con un voto en contra del grupo municipal de la CUP.

Desde la CCIES -a la que pertenece Agbar- aseguran que el recurso no es una impugnación general del reglamento, sino únicamente a varios artículos, que consideran "contrarios a la ley". "No se puede convertir al ciudadano en corresponsable involuntario de las consecuencias negativas de su opinión tomada en base a una información parcial y sesgada", señalan  en una nota de prensa en la que también se apunta que los artículos impugnados conllevan "una grave inseguridad jurídica de los contratos vigentes de toda índole"

Modelo de ciudad

En un comunicado conjunto de las tres iniciativas ciudadanas que trabajan para poder presentarse a la multiconsulta, las plataformas ciudadanas señalan que "son las personas, no las grandes empresas, las que han de debatir y decidir cuál es el modelo de ciudad en la que quieren vivir y construir la vida".

Las tres entidades, que estos días se encuentran recogiendo las 15.000 firmas necesarias para poder presentarse a la consulta, insisten en que los recursos no solo afectan a la consulta sobre la gestión del agua -la que quieren evitar- sino al resto, "tanto ahora como en el futuro". "Creemos que se trata de un grave ataque a la democracia. No puede ser que los intereses privados pasen por encima de los debates que las personas que habitamos la ciudad queremos poner en la calle".

Plaza de Antonio López, que una iniciativa ciudadana quiere rebautizar como Idrissa Diallo / ferran nadeu

Por ello, las tres instan al ayuntamiento a no retroceder. "Le pedimos a Colau que no se deje amedrentar por esta ofensiva de Agbar", resume Laura Menna, portavoz de la iniciativa que pide el cambio de nombre de la plaza de Antonio López por el de Idrissa Diallo, joven encontrado muerto en el CIE de Barcelona el día de Reyes del 2012.   

Míriam Planas, portavoz de Aigua és Vida, añade que se trata de una práctica habitual que la Delegación del Gobierno vaya de la mano de las compañías. "En Valladolid pasó exactamente igual", señala la activista.

Lara Cáceres, portavoz de Habitem el Sant Pau, la tercera de las iniciativas, que pide vivienda social en el Raval y defender la acción social y comunitaria del Gimnasio Cooperativo Sant Pau, señala que ya hay muchísimas personas trabajando en la consulta, solo en su caso tienen a 270 registradas para recoger firmas y 60 puntos fijos, "a las que no se puede dejar en la estacada".  "La alcaldesa ha de defender hasta el final el impulso de iniciativas de democracia directa de las que siempre ha hecho bandera. No puede dejar pasar una oportunidad como esta", concluye.

Mayoría simple

Las tres iniciativas tienen hasta el pleno de febrero-marzo para reunir las 15.000 firmas que les pide el reglamento (un reglamente todavía en vigor, al no haberse pedido medidas cautelares). Este pleno deberá ratificar las preguntas con solo la mitad más uno de los votos (precisamente uno de los artículos, esa mayoría simple, que rechazan los recursos).

Las preguntas presentadas por los partidos sí requieren -siempre según el ahora judicializado reglamente- una mayoría cualificada, 27 votos, para ser elevadas a la multiconsulta, pero hasta el momento ningún partido ha movido ficha para preguntar nada.

Millo insiste en que falta un acuerdo del pleno

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ha avisado este martes al Ayuntamiento de Barcelona de que la multiconsulta que quiere imulsar esta primavera es ilegal porque "se pretende tramitar sin pasar por el pleno municipal".

Así ha justificado Millo el recurso presentado ante el TSJC contra esta iniciativa. El delegado del Gobierno asegura que hay un informe de la Abogacía del Estado que contradice la posición del equipo de Ada Colau y exige que la consulta cuente con un acuerdo mayoritario del pleno y que la temática de la consulta sea de competencia local.

"Es una cuestión puramente jurídica, no hay ninguna otra finalidad", ha asegurado.