Ir a contenido

MULTAS EXCESIVAS

Conductores de Viladecans señalan mal funcionamiento de un radar

Los chóferes de una empresa consideran imposible que les marque una velocidad por encima de la permitida

El Periódico

Centro comercial Vilamarina en Viladecans.

Centro comercial Vilamarina en Viladecans. / RICARD CUGAT

Los conductores de autobuses Mohn han denunciado un funcionamiento "anómalo" de un radar ubicado delante del centro comercial Vilamarina de Viladecans, con el apoyo de la sección sindical de la UGT en la empresa.

UGT ha explicado que más de una veintena de conductores han sido multados por exceso de velocidad y que varias de las denuncias son por conducir a una velocidad de 89 kilómetros por hora, cuando, por limitación mecánica, estos vehículos no pueden circular a más de 80 km/h.

Además, el sindicato ha detallado que desde el radar hasta la parada de autobús hay una distancia de 47 metros, de manera que es imposible conducir a la velocidad que consta en las denuncias, puesto que no se podría frenar en la parada.

Con todo esto, UGT ha subrayado que todas las multas han sido recurridas y denegadas, por lo que los representantes de los trabajadores han tramitado la correspondiente reclamación al Síndic de Greuges y al Área Metropolitana de Barcelona.

Por su parte, el sindicato ha instado al Ayuntamiento de Viladecans a cambiar la ubicación del radar e instalar reductores de velocidad y le ha pedido que vuelvan a ser estudiados todos los recursos de manera individual.

0 Comentarios
cargando