Ir a contenido

Plan enquistado

Barcelona impulsará la reurbanización de los cuarteles de Sant Andreu en el 2018 con 10 millones

Avanza en los trámites y trabajos para abrir equipamientos como una guardería y un polideportivo

El Periódico

La zona de los antiguos cuarteles de Sant Andreu, en la que se construirán equipamientos y vivienda pública.

La zona de los antiguos cuarteles de Sant Andreu, en la que se construirán equipamientos y vivienda pública. / RICARD CUGAT

El Ayuntamiento de Barcelona impulsará la reurbanización de los solares que ocuparon los cuarteles de Sant Andreu en el 2018, con una inversión de 10 millones de euros que se destinarán al parque de Antonio Santiburcio, de 22.000 metros cuadrados y una inversión de 5,7 millones, y a la Rambla de les Casernes, con 11.000 metros cuadrados y otros 4,3 millones de euros presupuestados.

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha destacado este jueves en rueda de prensa que el parque, que será la zona verde más grande de Sant Andreu del Palomar, y se situará a lo largo de la calle Gran de Sant Andreu, se ejecutará en dos fases: la primera, ya en marcha, actuará sobre 12.000 metros cuadrados con 3,2 millones, y la segunda empezará en el primer semestre del 2018 y acabará el mismo año.

La zona se configurará con una explanada, un parterre con plantas aromáticas, un espacio con una fuente y una zona arbolada con áreas de ejercicio para jóvenes y gente mayor, además de una pequeñas colina rodeada de miniplazas y miradores. La segunda fase del parque incorporará una zona de juegos infantiles con superficie de caucho.

El Gobierno de Ada Colau prevé iniciar también en el primer semestre los trabajos de la rambla de Casernes, que cruzará la segunda de las manzanas del antiguo espacio de los cuarteles, la delimitada por los paseos de Torras i Bages y Santa Coloma y las calles del Palomar y Fernando Pessoa.

Junto a la concejal de Sant Andreu, Laia Ortiz, Sanz ha recordado que el Ayuntamiento firmó en 2015 un protocolo con el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), propietario de la mayoría de los terrenos, para reactivar la zona y "urbanizar y dignificar el espacio" mediante un urbanismo social y verde que prioriza este tipo de proyectos, según ella.

Equipamientos

El proyecto ejecutivo de unas 160 viviendas se acabará en el 2018, cuando también se encargará el proyecto ejecutivo de la guardería y del polideportivo que se ubicarán en el espacio y se empezará a ejecutar el Casal de Joves, ha resaltado Ortiz, que ha criticado que se ha producido "un largo abandono en esta zona".

Ha dicho que sólo quedará pendiente el centro cívico de los equipamientos que dependen del ayuntamiento, aunque hay otros previstos que dependen de otras administraciones, como una residencia de ancianos y otra para personas con discapacidad, ha destacado la también teniente de alcalde de Derechos Sociales.

Preguntadas por el hecho de que diversas entidades hayan propuesto otro nombre para el parque -el de Jaume Oller i Prats, el primer muerto de Sant Andreu en la Guerra Civil-, Ortiz ha señalado que si es necesario reabrirán el debate, para que el nombre sea del máximo consenso posible.

Sobre la presencia de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona en los cuarteles, Ortiz ha recordado que el Gobierno de Colau ha exigido "de manera reiterada" al CZFB -con mayoría del Gobierno central- revertir la cesión del espacio, que debe destinarse a equipamientos como el resto, ha defendido

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.