Ir a contenido

Revisión de tarifas

BCN cifra en 540 millones en 7 años la desinversión del Gobierno en transporte público

Colau pide por carta a Montoro 40 millones más para no subir el transporte metropolitano

El Periódico

Estación de Universitat de la línea 1 del metro de Barcelona.

Estación de Universitat de la línea 1 del metro de Barcelona. / CARLOS MONTAÑÉS

El Ayuntamiento de Barcelona ha recriminado al Gobierno central este sábado, mediante un comunicado, que haya dejado de invertir 540 millones de euros en la financiación del transporte público metropolitano, y le ha reclamado que revierta esta situación e incremente de 108 a 148 su aportación al sistema de transporte público metropolitano, igualando la inversión que tiene previsto hacer el Gobierno municipal.

Esta aportación por parte del Ejecutivo central, dice el consistorio, es necesaria para poder llevar a cabo una congelación de tarifas. La alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colauha enviado una carta al Ministro de Hacienda para pedirle que se haga efectiva esta inversión.

El ayuntamiento no tira la toalla y asegura que hasta el próximo jueves, cuando el consejo de Administración de la Autoritat del Transport Metropolità debe aprobar las nuevas tarifas del transporte público para el año 2018, existe la posibilidad de mantener los precios congelados por segundo año consecutivo. Pero solo si el Estado incrementa su aportación a la estructura tarifaria integrada del área de Barcelona. Si no, un incremento de tarifas, con la tarjeta T-10 de nuevo por encima de los 10 euros, parece inevitable. Según fuentes municipales, solo hay una línea roja que no se repasará: la de las tarifas consideradas sociales.

Aun en el peor de los escenarios, según el área de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, institución que conforma la ATM junto con el Área Metropolitana de Barcelona, otros ayuntamientos metropolitanos y, con una posición mayoritaria, la Generalitat, se mantendría la gratuidad de la tarjeta rosa, el precio actual de la T-Jove y la tarifa rebajada para personas en el paro.

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ya reclamó este viernes, a propuesta de Barcelona en Comú y con los votos favorables de ERC, PdeCat, PSC y Ciutadans, que el Gobierno central recupere su nivel de aportaciones del período 2006-2011 y aporte 148 millones de euros, con un incremento de 40 millones. Con todo, el objetivo a medio plazo es que el Gobierno vuelva a aportar anualmente 175 millones de euros, frente a los 108 actuales.

0 Comentarios
cargando