Ir a contenido

Grabado el 11 y 12 de agosto

Los terroristas de Barcelona, en un vídeo: "Españoles, vais a sufrir"

Cuatro miembros de la célula realizaron media docena de grabaciones con una cámara de fotos que fue localizada por los Mossos en la casa de Alcanar

Antonio Baquero

Fotomontaje del terrorista Mohamed Hychami y la torre Eiffel de fondo. / AGENCIAS / ATLAS VÍDEO

Los terroristas que cometieron los atentados del 17 de agosto en Barcelona y Cambrils se grabaron en media docena de vídeos mientras preparaban el explosivo con que pretendían cometer una masacre en la capital catalana. Esas grabaciones fueron localizadas en la tarjeta de una cámara de fotos que los Mossos d’Esquadra hallaron en la casa de Alcanar, donde dos miembros de la célula terrorista fallecieron al estallarles el explosivo casero mientras lo fabricaban, según han informado a este diario fuentes cercanas a las pesquisas.

El conjunto de las grabaciones, que suman casi una hora en total, viene a ser una especie de ‘making off’ de los ataques. En esos vídeos se ve como cuatro miembros de la célula elaboran el explosivo TATP o peróxido de acetona, también conocido como Madre de Satán. Mientras realizan esa labor de fabricación del material explosivo, varios de ellos se dirigen a la cámara para lanzar proclamas yihadistas.

En una de ellas, tal y como ha adelantado en exclusiva la revista Interviú, Mohamed Hychami, uno de los miembros de la célula, muestra el explosivo y, en árabe, le dice a la persona que graba: “Españoles, vais a sufrir”.

Las grabaciones se hicieron entre el 12 de agosto y la noche del 16, cuando de forma accidental estalló el explosivo casero que los terroristas fabricaban y con el que pretendían cometer una serie de atentados con furgonetas bomba en Barcelona. Eso llevó el 17 de agosto a uno de los miembros de la célula, Younes Abouyaaqoub, a cambiar los planes y lanzarse a cometer un atropello terrorista en las Ramblas, en el que murieron 15 personas, mientras que otros cinco miembros intentaron cometer un atentado similar esa misma noche en Cambrils, matando a una mujer antes de ser abatidos por los Mossos.
En total, los terroristas habían logrado elaborar más de 100 kilos de explosivo casero, que pensaban distribuir en sacos para hacerlos estallar dentro de furgonetas y en chalecos bomba.

Pieza separada

La Policía de la Generalitat informó del hallazgo de las grabaciones al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que instruye la investigación de los atentados, y que ha abierto una pieza separada sobre el asunto que mantiene secreta. Como informa ‘Interviú’, el juez quiere evitar que trascienda el vídeo para que, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, se convierta en un material de culto para yihadistas y que estos lo utilicen para reclutar nuevos voluntarios.

El análisis de ese material  ha llevado a concluir que esas grabaciones no constituyen el vídeo de reivindicación de los ataques, que es el que los terroristas suelen dejar preparado antes de cometer las acciones armadas. No obstante, todo indica que los miembros de la célula tenían planeado elaborar ese vídeo de reivindicación más adelante.

Según las fuentes que cita Interviú, además de las imágenes de la fabricación de explosivos, en las grabaciones se ven varias tomas de la Torre Eiffel, en París, unas imágenes que los terroristas grabaron en el viaje que hicieron a Francia el 11 y 12 de agosto, solo cinco días antes de los atentados. En esos vídeos se ve tanto la Torre Eiffel como a uno de los terroristas posando ante una maqueta del monumento.

Eso hace que en las investigaciones no se descarte que la célula estudiara algún tipo de atentado contra ese turístico emplazamiento, que va a ser blindado con un muro transparente antibalas de tres metros de alto cuya instalación costará 20 millones de euros.

Colaboración francesa

Hasta el momento, aún se desconocen los motivos de esos tres viajes a la capital de Francia. Las autoridades francesas están trabajando a fondo para tratar de determinarlo. Hasta ahora se sospechaba que esos viajes tenían como objetivo contactar con un enlace internacional del Estado Islámico. Ahora, no obstante, no se descarta que fueran a Francia, no para verse con nadie, sino para estudiar la Torre Eiffel como posible objetivo de un ataque terrorista.

El ministro español de Interior, José Ignacio Zoido, ha confirmado este mediodía la exclusiva de Interviú y ha asegurado que desde el primer momento se compartió esa información con la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI) francesa. De hecho, las autoridades francesas, la Guardia Civil y los Mossos participan en un equipo conjunto que comparte ese tipo de información bajo las órdenes de juez Andreu.

 

0 Comentarios
cargando