Ir a contenido

delito de odio

Curso contra la islamofobia para los agresores de una mujer con niqab

El juez condena a prisión a los dos acusados, pero no ingresarán si no delinquen y completan la formación

Tienen prohibido acercarse a menos de 1.000 metros a la víctima, que estaba embarazada durante los hechos

J. G. Albalat

Mujeres con niqab, en el paseo de Gràcia de Barcelona, en una foto de archivo.

Mujeres con niqab, en el paseo de Gràcia de Barcelona, en una foto de archivo. / ARCHIVO / EDGAR MELO

Un juzgado de Barcelona ha condenado a dos hombres a un año de prisión, inhabilitación para ejercer profesionalmente como docentes o monitores y una multa, por la agresión de una mujer embarazada que vestía un niqab en Ciutat Vella en agosto del año pasado. La titular del Juzgado Penal número 23 de Barcelona, Marta Bo Jané, les impone esta pena como autores de dos delitos contra la integridad moral por discriminación por origen nacional y religioso, además de uno leve de lesiones. A los acusados también se les prohíbe comunicarse o acercarse a ella y a su marido a menos de 1.000 metros, así como al pago de una indemnización.

En la misma sentencia, la jueza ha acordado la suspensión del ingreso en la cárcel de los dos investigados, Juan Carlos García Trulla Oscar Lozano Agraz, a cambio de no delinquir de nuevo durante un periodo y por su participación en un programa formativo de derechos humanos y otro de prevención y tratamiento de comportamientos violentos. 

La fiscalía presentará un recurso aclaratorio, pues, a su entender, hay un fallo en la sentencia, que es de conformidad y contó con la aceptación por parte de los acusados de la petición de la acusación pública. Y es que la condena es por dos delitos y, por lo tanto, debería ser un año de prisión por cada uno. Es decir, dos años en total. Esto no cambia la situación respecto al no ingreso en un centro pentienciario y su sustitución por los cursos. La importancia de la condena radica en que antes estas actuaciones se castigaban de forma leve y ahora, al apreciarse humillación discriminación, comporta prisión. Los condenados han indemnizado a la víctima con 6.500 euros.  

Insultos y golpes

La sentencia considera probado que sobre las 22.10 horas del 29 de agosto del año pasado, los dos acusados vieron a una pareja musulmana con dos niños que paseaba tranquilamente por la calle de Princesa de Barcelona. La mujer se encontraba embarazada y portaba un  niqab. Los ahora condenados se dirigieron hacia ellos y "movidos por su profunda animadversión a sus creencias religiosas y a su origen marroquí", les increparon con expresiones como "Putos musulmanes, ¿qué estáis haciendo aquí?, ¡iros al desierto!", "moros de mierda" y "lleváis una bolsa de basura", en referencia al niqab.

El marido de la mujer embarazada pidió explicaciones a los dos acusados, momento en que uno de ellos, José Carlos García, propinó al hombre un empujón. Su esposa intervino para evitar una agresión mayor, pero el otro investigado, Oscar Lozano, conociendo que la mujer estaba embarazada, le propinó una patada en el abdomen, causándole un fuerte dolor. La víctima tuvo que sentarse en el suelo.

Acto seguido, mientras García le sujetaba por la espalda al hombre, tapándole la boca, Lozano le propinó a este un golpe en la nariz. Cuando la Guardia Urbana se personó en el lugar, alertada por los transeúntes, uno de los imputados siguió insultando a la pareja musulmana. 

Acusación particular

El Ayuntamiento de Barcelona ejerció de acusación popular por la clara connotación "islamófoba" de la agresión. Los autores fueron detenidos por la Guardia Urbana, que comprobó que tenían antecedentes relacionados con la pertenencia a grupos de extrema derecha en el ámbito deportivo.

El teniente de alcalde de Ciudadanía de Barcelona, Jaume Asens, ha opinado que esta sentencia no solo es un acto de "reparación" para la víctima y sus familiares, sino también un "mensaje de prevención dirigido al conjunto de la ciudadanía para evitar que hechos como este se vuelvan a repetir".

0 Comentarios
cargando