Ir a contenido

ALOJAMIENTO REBAJADO

Barcelona combate la caída turística con precios chollo en sus hoteles

Se ofertan alojamientos de cinco estrellas incluso a 89 euros y decenas de habitaciones céntricas a unos 40

Patricia Castán

Viajeros en la entrada de un hotel en la plaza de Catalunya.

Viajeros en la entrada de un hotel en la plaza de Catalunya. / RICARD CUGAT

Si algún viajero es capaz de ignorar el alarmismo que se ha difundido por el mundo sobre la situación de Catalunya, se encontrará con una enorme oferta de plazas hoteleras a precio de chollo en Barcelona, nada habituales. O si alguien suspira por una noche romántica en un hotel de lujo local, esta es su oportunidad. Cinco estrellas incluso a 98 euros la noche y un sinfín de camas disponibles a unos 40 euros en pleno centro son el cebo lanzado por los cientos de hoteles barceloneses para afrontar la pérdida de reservas

No importa la ubicación. A lo largo y ancho de Barcelona pueden encontrarse precios inusualmente bajos para la ciudad. Una búsqueda para el próximo lunes desde el macroportal de reservas Booking ofrece precios por debajo de los ya rebajados en octubre, cuando el precio medio en la ciudad fue de 147 euros. 

Por ejemplo, el Eurostars BCN Design, en el Eixample, cotiza a 98 euros (incluso a 89 otros días), mientras que joyas como el Gran Hotel La Florida están a 145, el gran lujo del Claris se vende a 187, el novísimo OD junto a paseo de Gràcia se oferta a 194 con desayuno incluido y hasta W Barcelona (el vela), se encuentra a 198, pese a que habitualmente dobla con creces este precio. La mayoría de los hoteles de lujo se sitúan entorno a los 200 euros e incluso el siempre cotizado Arts está disponible a 253. Algunas fuentes hoteleras consultadas, que no quieren ser citadas, afirman que hacía 10 años e incluso más que no bajaban tanto sus tarifas.

La situación es la misma para los cuatro estrellas, que estos días tienen un gran volumen de habitaciones por debajo de 100 euros, e incluso en torno a los 50 euros incluso en los distritos más céntricos. Como anécdota, cabe señalar que el Zenit Borrell, que en pleno congreso de telefonía móvil llegó a cotizar hace unos años a 800 euros la noche, costaría ahora 58 euros. Habitaciones en establecimientos de Vincci, Catalonia, NH, Acevi, H10, Ilunion y Eurostars pueden conseguirse en la franja de los 60.

Menos suites vendidas

Las categorías más altas son las más afectadas por partida doble. No solo porque han perdido más reservas de viajeros de alto poder adquisitivo o corporativos que prefieren circunstancialmente otros destinos, sino porque han dejado de vender los muchos productos complementarios que se consumen en las mejores habitaciones y suites, de modo que sus ingresos son los más tocados. En consecuencia, también han caído los ingresos en comercios y restaurantes del centro, en torno al 20-30%.

Los turistas que buscan categoría de tres estrellas también pueden elegir entre un sinfín de opciones en plena Ciutat Vella por unos 40 euros, algo muy infrecuente ni en pleno invierno.

Los meses de noviembre a febrero son siempre los más flojos del año, pero la abundancia de ferias y convenciones y las escapadas de fin de semana han ido poco a poco difuminando y acortando lo que antes era una clara temporada baja. Jordi Clos asume que una de las consecuencias de las ofensivas de precios para recuperar el turismo es que determina perfiles más bajos de turista. Un efecto peligroso a tenor de que a Barcelona "le ha costado años subir su precio medio por habitación". Es la ciudad más cara de España en precios hoteleros, pero está en los puestos más bajos si se compara con las 20 urbes más visitadas de Europa, con las que compite.

El gremio hotelero ya asume que de cara al próximo congreso de telefonía móvil no habrá crecimiento. Incluso contempla una posible caída de reservas en el cupo todavía libre, al margen de las 25.000 precontratadas desde la organización.