Ir a contenido

FIN DE SEMANA CULTURAL

La Modelo se alza como el recinto más visitado del 48 H Open House

La manifestación no restó público al festival de arquitectura de Barcelona que congregó muchas colas

Las Torres Venecianes y la Casa Sayrach vuelven a situarse entre los edificios más solicitados

Cristina Savall / Barcelona

Una galería de la Modelo, que ha sido el recinto más visitado este fin de semana en el 48 H Open House.

Una galería de la Modelo, que ha sido el recinto más visitado este fin de semana en el 48 H Open House. / FERRAN SENDRA

La Modelo, la cárcel centenaria que cerró el pasado junio, ha sido el recinto más visitado este fin de semana en la octava edición del festival de arquitectura de Barcelona 48 H Open House. Desde este verano y hasta el 26 de noviembre, el departamento de Justícia organiza itinerarios guiados, con cita previa, por los patios, los canceles, los pasillos, el panóptico, la cuarta galería (una de las que se ha mantenido más fiel al proyecto original) el locutorio y la paquetería, pero hace días que las entradas están agotadas. Ello ha derivado en largas colas y horas de espera para recorrer la prisión.

En total, 3.980 personas han logrado acceder este sábado y domingo pero con la promesa de no hacer fotografías de los guías, en algunos casos antiguos funcionarios e, incluso, personas que cumplieron condenas. "Es una experiencia interesante y también opresiva sobre todo cuando entras en los locutorios, donde los presos recibían a sus familiares o amigos a través de un cristal muy grueso", cuenta Anna López, economista, a quien le ha interesado especialmente el tema de la reinserción. "Han explicado que muchos presos no habían trabajado jamás antes de ser encarcelados y que aquí tuvieron la oportunidad de aprender un oficio", destaca.

El éxito de Sant Antoni

Los otros cuatro lugares más visitados coinciden con los éxitos de las anteriores ediciones: las Torres Venecianes (2.150 personas), la Casa Sayrach (1.850), la Antiga Fàbrica Damm (1.800) y el Recinte Modernista de Sant Pau (1.750). También destaca el Mercat de Sant Antoni, que solo abrió el sábado. En un solo día congregó 1.050 visitantes. Si hubiera estado en el programa también el domingo habría sido uno de los equipamientos más exitosos.

La organización estima que este año se ha superado la cifra de 60.000 visitantes, aunque hasta este lunes no podrán facilitar el recuento debido a la gran cantidad de edificios, palacios, fábricas, pisos y museos abiertos para la ocasión. Más de 200. El festival crece, aunque en esta edición ha tenido que competir con una concentración de convocatorias inusual: la manifestación del sábado en la que miles de personas exigieron la libertad de Jordi Sánchez y de Jordi Cuixart, la Festa dels Súpers (190.000 personas), el salón inmobiliario Barcelona Meeting Point (34.000), la Fira d’Economia Solidària de Catalunya en la Fabra i Coats, el Mercat de Mercats en la avenida de la Catedral, dos días de talleres abiertos por toda Barcelona y el festival de dibujo Big Draw.

"Hemos continuado rompiendo fronteras entre barrios disfrutando de la arquitectura. Mientras hemos hecho vecindario y ciudad, hemos promovido y esparcido el interés por el conocimiento. 
Una vez más, hemos contado con un alto número de público entusiasta, ávido de conocimiento y consumo cultural. Un público muy diverso, tan diverso como lo es la arquitectura. Los participantes/visitantes son un reflejo de cómo es de heterogénea nuestra sociedad: lo es mucho y por eso es tan valiosa", considera Elisenda Bonet, directora del festival.