PLAN MUNICIPAL CONTRA LAS ADICCIONES

Alerta por el sexo adolescente bajo los efectos de las drogas

El 4% de los chavales son adictos a las nuevas tecnologías

Botellón en las fiestas de Gràcia, este año. 

Botellón en las fiestas de Gràcia, este año.  / JOAN PUIG

Se lee en minutos

Teresa Pérez / Barcelona

El 30% de los alumnos barceloneses de 4º de ESO y la mitad de los que cursan 2º de bachillerato que han mantenido relaciones sexuales afirman haberlas realizado bajo los efectos del alcohol o de otro tipo de drogas. De estos porcentajes, entre el 70% y el 89%, en función del sexo y del curso académico, reconocen que no han utilizado "nunca o casi nunca" preservativo cuando las relaciones se llevan a cabo acompañadas del consumo de drogas legales o ilegales. Estos datos están recogidos en el Plan de Acción de Drogas 2017-2020 presentado este lunes en Barcelona por la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz. Esta iniciativa contempla más de 160 medidas.

Alcohol, tabaco y cannabis son las tres sustancias que más consumen los estudiantes de secundaria. Así, el 34% de los jóvenes consultados declaran haberse emborrachado en los últimos seis meses, un 16% haber consumido cannabis en el último mes y un 15% fuma cada día. Uno de los objetivos del plan de drogas es cubrir las carencias de oferta asistencial para los adolescentes y reconvertir el Centro de Atención y  Seguimiento (CAS) de Horta-Guinardó en un espacio de día socio-educativo.

Publicidad en espacios públicos

La edad de inicio a estas tres sustancias se ha retrasado en nueve meses. Así, por ejemplo, tanto los chicos como las chicas se inician en el tabaco a los 13,8 años y en el cannabis a los 14,4. Sin embargo, el alcohol lo prueban a una edad más temprana: 13,2 años los hombres y 13,5 las chicas.

Debido a la incidencia en el consumo de bebidas alcohólicas, el nuevo plan, prevé medidas para reducir la venta y consumo y la publicidad en espacios públicos. Ortiz ha indicado que el Ayuntamiento de Barcelona aprobará una instrucción para paliar este impacto publicitario. "Queremos ir más allá del marco legal. Hay muchas pruebas deportivas donde hay publicidad de alcohol". 

El 45% de los tratamientos realizados por los CAS son por consumo abusivo de alcohol. Se calcula que el 5% de los hombres, mayores de 15 años, y el 4% de las mujeres de Barcelona hacen una ingestión considerada de riesgo. En total unas 65.000 personas. La mayoría de los tratamientos antiadicciones son por bebidas alcohólicas, seguidas de el consumo de cocaína (17%) y heroína (16%).

Sexo y drogas

Te puede interesar

El plan, que ha contado con aportaciones de más de 300 personas, prevé 160 medidas, entre ellas destacan las inciativas para atender los casos que suponen para la salud el riesgo de prácticas sexuales que incorporan el consumo de drogas, un fenómeno que se conoce como 'chemsex'. Durante el año pasado, los CAS atendieron a unos 200 hombres por ingestión de diferentes tipos de drogas con el propósito de mantener las relaciones durante más tiempo. El plan también contempla como novedad las adicciones a las nuevas tecnologías: la dependencia excesiva a las pantallas o el juego patológico. 

El uso problemático del móvil e internet podría afectar a entre el 3% y el 4% de los jóvenes de Barcelona, que traducido en cifras representa entre 2.500 y 3.000 adolescentes. Debido a esta incidencia, el CAS de Horta-Guinardó se convertirá en el equipamiento de referencia para atender a estos jóvenes.