Ir a contenido

CAMBIO URBANÍSTICO

Adiós al Novedades, hola a un hotel de lujo

La inversión en el nuevo edificio, que incluirá una zona verde, asciende a 61,5 millones de euros

Desde el inicio de la crisis no se edificaba obra nueva cerca del paseo de Gràcia

Cristina Savall / Barcelona

El solar donde se alzaban el teatro Novedades y el Hotel Barcelona, en la calle de Casp, esta semana.

El solar donde se alzaban el teatro Novedades y el Hotel Barcelona, en la calle de Casp, esta semana. / ALBERT BERTRAN

El inmenso edificio que albergaba el Teatro Novedades y el Hotel Barcelona se ha esfumado por completo del paisaje de la calle de Casp, entre el paseo de Gràcia y Pau Claris. Sorprende la vista de un solar poblado por excavadoras, que ya han comenzado la construcción de un hotel Me de siete plantas y 164 habitaciones, la marca de lujo que gestiona el grupo Melià, además de un párking subterráneo con 478 plazas, de establecimientos comerciales a pie de calle y de una isla ajardinada que estará abierta al público en horario diurno.

La inversión del grupo Actual Capital Advisors asciende a 61,5 millones de euros y la ejecución de las obras precisa de un mínimo de 33 meses, por lo que no finalizarán antes del 2019-2020. Desde el inicio de la crisis económica, en el 2008, no se edificaba obra de nueva construcción tan cerca del paseo de Gràcia. El subsuelo del mismo lugar cobijó en 1957 el primer aparcamiento de pago por horas de Barcelona.

El Prado catalán

Con esta demolición desaparece uno de los centros de ocio más entrañables de la ciudad desde que en 1883 se inauguró en ese mismo terreno el llamado Prado Catalán, un recinto recreativo con jardines, cascadas, un cafè, un circo y un teatro. En 1910, el antiguo teatro albergó las primeras sesiones cinematográficas hasta que en 1938 un incendio destruyó el local. Se salvó el Frontón Novedades, en el sótano, que permaneció abierto hasta 1957.

Durante años gran parte del solar permaneció abandonado en pleno centro de la ciudad.  A finales de los 40, abrió una sala de baile, que acogió un recital de Antonio Machín. Poco después llegaron los billares, que a principios de los años 80 fueron "uno de los lugares patibularios de la ciudad, un sitio bastante siniestro donde se encontraban los rockeros con tupé, como Loquillo", recuerda el cronista de Barcelona Xavier Therós. Y hasta 1960, no se construyó el Teatro Cine Novedades, obra de Miquel Ponseti, que sorprendió por su modernidad gracias al interiorismo de Antoni Bonamusa

Integrado en el Eixample

Oriol Serrat es el responsable del área de arquitectura de OUA, el despacho que ha trazado el proyecto que se desarrolla a partir de un plan de mejora urbana que ha sido redactado específicamente para este emplazamiento que ocupará 34.596 metros cuadrados. "La primera petición del ayuntamiento es que el inmueble quede integrado dentro del tejido urbanístico del Eixample. Por ello, la nueva edificación se alineará con la cornisa de la Casa Rocamora, en la esquina del paseo de Gràcia. Para facilitar la trancisión entre esta casa de estilo neogótico y el nuevo edificio, la tonalidad de la piedra de la nueva fachada será muy simillar a la de la edificación modernista", señana Serrat. Otra condición es la recuperación de la zona ajardinada con acceso público desde la calle de Casp en un barrio en el que no abundan.

Serrat agrega que el solar es propiedad de la Fundació Roca i Pi, del Arzobispado de Barcelona, que ha firmado una concesión de derecho de superficie por un plazo de 50 años. "En la mima manzana, en su interior, la firma gallega Zara es la adjudicataria asimismo, en virtud del proyecto de reparcelación aprobado, de un derecho de superficie para la ampliación de su actual tienda en la esquina de Gran Via con paseo de Gràcia, que no forma parte de este proyecto, pero su construcción se desarrollará al unísono por razones constructivas", precisa el arquitecto sobre este inmeso inmueble que ha conseguido librarse del veto a nuevos establecimientos hoteleros en la zona dictado por el gobierno de Ada Colau.

El proyecto básico lo ha liderado el arquitecto Jordi Artigas de OUA, pero la dirección de obra recae en el estudio Fito Arquitectos. Son los segundos planos trazados para este inmueble, ya que de los primeros se encargó Josep Llinàs, que ideó una fachada con una cubierta rompedora con el entorno. Su proyecto fue descartado.

0 Comentarios
cargando