Ir a contenido

ENTREVISTA

«El ataque al Bus Turístic es preocupante pero aislado»

El concejal de Turismo, Agustí Colom, afirma que hablar de 'turismofobia' daña la imagen de Barcelona

Toni Sust / Barcelona

El concejal de Turismo de Barcelona, Agustí Colom.

El concejal de Turismo de Barcelona, Agustí Colom.

Hace 10 días, miembros de Arran, colectivo juvenil afín a la CUP, atacaron un Bus Turístic, hicieron pintadas en el vehículo y, con alguno de ellos encapuchado, esgrimieron una navaja que se demostró insuficiente: no lograron reventar las ruedas del autobús. Asustaron a los turistas y excitaron las posiciones: se ha empezado a hablar de ‘kale borroka’ en Barcelona. Algunos medios publicaron que los activistas habían quemado el autobús. Los de Arran también pincharon ruedas de bicicletas de alquiler, como luego Endavant, uno de los sectores de la CUP. El concejal de Turismo, Agustí Colom, considera que son hechos aislados, pero graves. Y afirma que no hay ‘turismofobia’ en la ciudad.

–¿Hay un problema de agresividad contra los turistas en Barcelona?
–Quiero diferenciar  actos como el del Bus Turístic y el de la manifestación de Poblenou, en el que hubo actos incívicos. En el caso del bus, un grupo usa métodos preocupantes en la expresión política de Barcelona. Son actuaciones que hay que cortar de raíz para que no haya un crescendo. Los ataques a hoteles no se han repetido. No se puede trasladar el rechazo al turismo a personas concretas, ciudadanos que nos visitan y que merecen todo nuestro respeto.

–¿Le preocupa que se repitan los ataques a buses turísticos?
–El ataque al Bus Turístic es una situación que resulta muy preocupante: me inquietó que hubiera un encapuchado.  Intentaron pinchar las ruedas del autobús pero no pudieron.Pero fue un hecho aislado. La dinámica de los ataques a hoteles de hace unos meses se había cortado. Ahora bien, que lo del autobús sea aislado no significa que no sea  muy grave. Otra cosa es que  estemos ante un crescendo o que logremos pararlo.


–¿Se le hace raro que un grupo municipal esté vinculado con los responsables del caso del bus?
–Hablamos de la CUP, que lo ha reconocido y que lo ha reivindicado. Es inadmisible el uso de la violencia. Entiendo

"Si la Generalitat se basa en ir en contra de lo que hace Barcelona, es que no tiene política turística»

que esto no lo podemos calificar de 'turismofobia'. Se trata de ataques políticos que utilizan el turismo como podrían utilizar otra cosa. Un partido político no se puede erigir en portavoz del rechazo al turismo. Son métodos que no solo es que sean rechazables: es que no pueden suscitar ningún tipo de permisividad. Lo hemos denunciado desde el primer momento, cuando todavía no sabíamos que la CUP estaba detrás.

–¿Han hablado del tema con la presidenta de la CUP en el consistorio, María José Lecha?
–Yo no. Tendremos ocasión. El lunes comparezco en la comisión de Presidencia para hablar del tema.

–¿Ha contribuido el actual gobierno municipal, al situar el turismo y sus efectos en el centro del debate, a que este tema preocupe más a la ciudadanía? 
–Eso es fruto de la existencia real de un problema. Como lo tienen también en Berlín, París, Londres y Amsterdam. La gente expresa ese malestar. Estaría bien saber cómo estaríamos ahora sin el PEUAT (la regulación que ha frenado la proliferación de hoteles en la zona más turística), sin la lucha contra los pisos turísticos ilegales.

–¿Teme que lo que pasa perjudique la imagen exterior de Barcelona?
–Evidentemente. Tenemos que ser conscientes de que crear alarma solo generará mala imagen. Los que alientan el concepto de 'turismofobia' ayudan a dar mala imagen en el exterior. Dar una imagen generalizada a partir de un hecho, por grave que sea, no beneficia a nadie y no responde a la realidad. 

–¿Con qué actividad económica se puede reemplazar al turismo?
–En Barcelona el turismo representa un 13% del PIB. Por lo tanto, un 87% no está vinculado con ese sector. Barcelona no podrá vivir nunca de un solo producto.  Es verdad que el turismo ayudó a resistir la crisis. Ahora que algunas actividades que perdieron fuerza se están recuperando, debe redimensionarse. 

–Mucha agente acusa a este gobierno municipal de estar contra el turismo.
–Es el gobierno que mejor ha encarado el fenómeno. No encarar el turismo es lo que haría que acabara muriendo de éxito. Cuando valoras algo, debes preservarlo.

–La Generalitat, con el ‘conseller’ de Empresa, Santi Vila, a la cabeza, ha iniciado una ofensiva dialéctica en defensa del turismo en la que acusa al ayuntamiento, sin citarlo, de flirtear con la 'turismofobia'.
–La política hay que hacerla en positivo. Si la Generalitat se basa en ir en contra de lo que hace Barcelona, es que no tiene política turística. Barcelona ha demostrado que se podía y que se debía hacer una política turística en la ciudad. 

Temas: Arran Turismo CUP

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.