03 jun 2020

Ir a contenido

TRADICIÓN DEL VERANO

Cuenta atrás para las fiestas de Gràcia

El año del bicentenario los vecinos engalarán 22 calles, además de Gran de Gràcia, decorada por los más pequeños

Pi de la Serra, los Mustang y los Sirex revivirán conciertos históricos de los 60 en la plaza del Sol y del Diamant

Helena López / Barcelona

Vecinas de Verdi trabajan en la decoración de la calle, la semana pasada. / ELISENDA PONS

Vecinas de Verdi trabajan en la decoración de la calle, la semana pasada.
Vecinas de la calle de la Providència trabajando en la decoración de su calle la semana pasada.

/

En las calles de Gràcia ya se respira la fiesta mayor. El ambiente más de barrio, ese de los vecinos con los nervios propios de la cuenta atrás. Esas prisas de "faltan dos semanas y está todo por hacer". Un todo que no es en absoluto cierto, ya que las 22 calles que este año participarán en la celebración -dos más que el año pasado y cuatro más que hace dos-, hace meses que trabajan en sus decorados. 

Este martes hasta las paredes de la sede del distrito han empezado a vestirse de fiesta. Hay instalada una grúa para transformarla, recuperando la antigua tradición de pintar la fachada del consistorio durante estas fechas, con motivo de la celebración del bicentenario. La intervención artística cubrirá el edificio con un esgrafiado con escenas del montaje de los decorados y de momentos de la fiesta. Se inaugurará el 14 de agosto por la tarde, durante el tradicional pregón -que este año irá a cargo Roger de Gràcia y Agnès Busquets-, y permanecerá así hasta el día 21, cuando termine el jolgorio.   

Nuevo escenario

También con motivo de los 200 años de la fiesta, este año se recuperará la tradición de decorar la calle de Gran de Gràcia, que se suma como nuevo escenario de los festejos. La decoración irá a cargo de los niños de las escuelas del distrito, que durante los meses de mayo y junio han participado en los talleres y visitas organizados en el 'envalat del Bicentenari', carpa instalada en los Jardinets, también en el marco del aniversario, en la que puede visitarse una completa exposición sobre la historia de la tradición.

Otra de las novedades vinculadas al bicentenario es la recuperación de las 'enramades' en la calle de Francisco Giner, el primer decorado que se hizo en la fiesta mayor. En Gràcia, en 1850, el recién estrenado ayuntamiento de la 'vila' invitó a decorar balcones y pórticos a propósito de aquella celebración. Doce años después, en plena urbanización de la calle de Ample -la actual Verdi-, los vecinos recién llegados empezaron a decorarla con elementos vegetales. Una práctica que se extendió a principios de los años 30 del siglo XX. Para recuperarla y dar a conocer qué son las 'enramades', la Fundació de la Festa Major pidió la colaboración de Els Amics de les Enramades de Sallent. Han elegido la calle de Francisco Giner, antigua calle de Culebra, porque es de la que se conserva la fotografía más antigua de una calle decorado, de 1894.

Concierto conjunto

Para elaborar la programación de una edición tan especial de la fiesta como la actual, la fundación pidió desde hace meses la colaboración ciudadana. Los vecinos más veteranos, además de aportar cientos de fotografías -muchas de ellas exhibidas en la exposición de los Jardinets-, compartieron sus mejores recuerdos. A partir de estas memorias se han programado algunas actividades, que parecen salidas de una máquina del tiempo.

El 16 de agosto la plaza del Sol volverá a vivir el ambiente de finales de los 60 con un recital de Quico Pi de la Serra. El día siguiente, la del Diamant revivirá un concierto que marcó a una generación. El celebrado en 1964 por los Sirex y Los Mustang. Este 17 de agosto tocarán de nuevo juntos, como hicieron por primera vez aquella noche, en una actuación que se recuerda por los altercados provocados por los entregados fans. 

Contra la violencia machista

Durante la celebración se instalará un punto informativo destinado a sensibilizar, informar y atender, en el caso de producirse acosos y agresiones sexuales, como el situado de forma permanente durante todo el verano en la zona de ocio del Front Marítim. Este punto estará ubicado en la plaza de la Revolució y está abierto de diez de la noche a cinco de la madrugada. Habrá, además, dos parejas itinerantes con la misma franja horaria que recorrerán los distintos espacios de la fiesta y se distribuirán materiales comunicativos en catalán, castellano e inglés.