Ir a contenido

DOCUMENTACIÓN CENTRALIZADA

Barcelona unificará sus archivos en Can Batlló

La nave central del antiguo recinto fabril acogerá material ahora ubicado en 21 sedes

El coste de la operación está calculado en 47 millones y la instalación abrirá en el 2022

Fachada de la nave central de Can Batlló.

Fachada de la nave central de Can Batlló. / ACN / JOFRE FIGUERAS

El Ayuntamiento de Barcelona unificará en la nave central del recinto de Can Batlló todos los archivos con los que cuenta en la ciudad. Se trata de más de 50 kilómetros de documentación, cuatro millones de fotografías y miles de documentos gráficos y cartográficos, ahora repartidos entre 21 archivos y dependencias municipales, algunos fuera de la capital catalana, que serán trasladados a la nave central del antiguo recinto industrial.

El espacio previsto para la conservación, la consulta y la difusión de la documentación de la ciudad es de 17.000 metros cuadrados, y el consistorio considera que tiene capacidad para asumir el crecimiento de la documentación como mínimo durante los próximos 30 años.

Rehabilitar la nave

El nuevo archivo abrirá sus puertas en el 2022.  Preparar el nuevo equipamiento costará 47 millones de euros. De esa cantidad, 37,7 millones se invertirán en rehabilitar la nave –catalogada como bien cultural de interés local- y otros 9,1 millones, en el archivo.

La comisión de gobierno del consistorio aprobó este miércoles encargar a BIMSA la licitación del anteproyecto del nuevo espacio, que tendrá una área pública y otra interna. La pública contará con un espacio expositivo, uno interactivo, salas de exposiciones, un auditorio, un espacio polivalente y aulas didácticas.

El área interna constará de un espacio de conservación de documentos, el núcleo central del archivo; un espacio de ingreso de la documentación; un espacio de tratamiento de documentos; uno de dirección y administración, y uno de servicios y logística.

Los archivos

Entre los archivos que acabarán concentrados en Can Batlló figuran el Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona, el Arxiu Municipal Contemporani de Barcelona, el Arxiu Fotogràfic de Barcelona, los archivos municipales de los distritos así como archivos de otras instancias municipales.

El concejal de Presidencia, Eloi Badia, que ha anunciado la creación del centro de documentación, ha explicado que, aunque el Arxiu Històric dejará la Casa de l’Ardiaca, se estudia mantener su función de hemeroteca. La centralización de la documentación en Can Batlló permitirá dejar de pagar alquiler por dependencias privadas y aprovechar las públicas para nuevos usos.