Ir a contenido

Los cruceristas rechazan que se les imponga una doble tasa

El sector reclama "estabilidad" en las políticas tributarias y que las administraciones pacten su reparto, mientras las agencias de viajes piden homogeneidad de criterios

PATRICIA CASTÁN / BARCELONA

Cruceristas en el Port de Barcelona.

Cruceristas en el Port de Barcelona. / RICARD FADRIQUE

El inminente horizonte de una tasa municipal turística para los que visiten Barcelona sin quedarse a dormir y, por tanto, sin pagar el impuesto de alojamiento, ha caldeado el debate sobre la gestión del fenómeno turístico en la capital catalana. Curiosamente, a fuerza de oír hablar tanto del tema, los sectores afectados como los colectivos vecinales y empresariales asumen la medida que impulsará el ayuntamiento con mayor o menor entusiasmo pero sin rebelión. Sin embargo, los grupos más afectados por el nuevo gravamen - que apunta a unos 13 millones de excursionistas anuales- reivindican que su imposición sea equitativa y no castigue solo a algunos subsectores.

La patronal catalana de agencias de viaje ACAV cree que la tasa no puede aplicarse discriminatoriamente solo a través de turoperadores, como pretende el consistorio. Quienes lleguen en coche particular o tren quedarían exentos.

Las navieras están asumiendo el pago del impuesto que aplica el Govern desde abril a más de un millón de cruceristas en escala

Pero especialmente complejo es el tema de los cruceristas, que el gobierno de Colau ha tenido siempre entre ceja y ceja. Actualmente este colectivo paga un impuesto turístico al Govern tanto si pasa más de 12 horas en la ciudad (2,25 euros por persona, como en un hotel de lujo) como si llega en escala corta (0,65 euros).

Este segundo tributo se aplica desde abril por la ley de acompañamiento a los presupuestos de la Generalitat y era una demanda del ayuntamiento, que ingresa la mitad de los montantes. Controlar y cobrar a quien está de paso es complicado en general, pero en el caso del puerto era sencillo porque cada entrada se registra.

QUEJA DE LAS NAVIERAS

El sector encajó con disgusto -pero sin protestas públicas- la reciente medida, ante el temor de las navieras acaben eligiendo otras escalas para no hacer frente a más gastos (como tasas portuarias y de eliminación de residuos). Alfredo Serrano, director general de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) en España, explica a este diario que el nuevo tributo para pasajeros en escala ha sido íntegramente asumido por las navieras al no hallar manera de cobrarlo al cliente.

¿De cuánto dinero se hablaba hasta ahora? El Port de Barcelona calcula, con cifras de pasajeros estimadas, que los viajeros en tránsito dejarán 581.464 euros por ese concepto este año. Cada compañía aportará más o menos en función de los volúmenes que mueva.

La nueva tasa municipal se aplicaría pasajeros y usuarios de 'tours' guiados pero dejaría fuera a millones de excursionistas que llegan en coche o tren

Sucede que, de los 2,68 millones de cruceristas del 2016, por ejemplo, solo 1,13 millones eran pasajeros en escala de menos de 12 horas. En cambio, la mayoría (1,55 millones) empezaron y/o acabaron ruta en la ciudad, de modo que o bien llegaron directamente desde el aeropuerto o durmieron previamente en alojamientos barceloneses, donde ya pagaron su tasa de pernoctación.

DOBLE TASA

Con la nueva tasa municipal muchos cruceristas pagarán doble tasa aunque no duerman en hoteles: la de escala corta o de estancia de más de 12 horas y la nueva por participar en visitas grupales desde el barco, dado que el consistorio articulará el nuevo gravamen desde los turoperadores, se podría gravar a los autocares que salgan del puerto en visitas turísticas.

"Los cruceros hemos sido los únicos a los que se aplica una tasa para vistantes de menos de un día", argumenta Serrano, sin entender que ahora se les repercuta también la municipal si los pasajeros toman parte en excursiones terrestres. El colectivo reclama a las administraciones que "se pongan de acuerdo entre ellas para decidir cómo distribuyen los tributos" (Colau ha reivindicado gestionar el 100% de lo que recauda el Govern en Barcelona), pero no añadan "otra tasa tres meses después de la anterior". Las navieras planifican con mucha antelación sus rutas y contrataciones y "piden estabilidad" en sus previsiones, argumenta.

    

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.