Ir a contenido

BARCELONA A LA FRESCA

Noches de verano culturales y festivas

El Museu Amatller y la Casa de les Punxes, ambas de Puig i Cadafalch, se suman a la oferta nocturna

Cristina Savall

Concierto en la terraza de la casa Batlló, a finales de junio. 

Concierto en la terraza de la casa Batlló, a finales de junio.  / CARLOS MONTANYÉS

Las noches veraniegas de Barcelona invitan a disfrutar de música en directo, de proyecciones de cine y de espectáculos, la mayoría al aire libre. Los ritmos étnicos, el pop, el jazz, el rock, el flamenco, incluso un concierto de sonidos subacuáticos, protagonizan una variada programación en algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Los museos y casas singulares, especialmente los iconos de la arquitectura modernista, se adaptan camaleónicamente a las peticiones del público y abren sus puertas a actividades culturales bajo las estrellas.

Las principales novedades de este año giran en torno a la arquitectura de Josep Puig i Cadafalch, de quien este año se celebran los 150 años de su nacimiento. Coincidencia o no, dos de sus edificios más carismáticos abren sus puertas estas noches de verano: la Casa Amatller propone visitas teatralizadas y la Casa de les Punxes, conciertos con copa de cava en su azotea con vistas a la Diagonal.

Otra iniciativa surgida este año concierne al Museu Marítim, al Museu de Ciències Naturals, el Museu Nacional d’Art de Catalunya y al Museu d’Arqueologia de Catalunya, que se han unido para ofrecer un ‘Quiz Summer Tour’, un trivial por equipos que se juega cada noche del miércoles en un museo diferente este julio.

EL REY GAUDÍ

Las terrazas y patios de los edificios civiles de Antoni Gaudi se transforman en excepcionales escenarios musicales llenos de turistas y de barceloneses. La oferta de conciertos al aire libre aumenta año tras año y establece una dura competencia entre los programadores de cada casa del famoso arquitecto. No obstante, este verano la torre Bellesguard no organiza recitales en sus jardines por un problema de permisos, a la espera de reiniciar estas sesiones musicales de pequeño formato el próximo año. Así, la oferta nocturna de Gaudí este estío tiene tres pilares: la Pedrerala Casa Batlló y el palacio Güell.

Además hay conciertos, visitas guiadas, cenas, cine y muchas actividades más, en un ambiente de noche fresca de verano en el Recinte Modernista de Sant Pau, en el Macba (la propuesta más experimental), el Observatori FabraCaixaFòrumCosmoCaixa, el castillo de Montjuïc, el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, el Poble EspanyolSanta Maria del Mar y los jardines del Grec.

LA CASA BATLLÓ

Paseo de Gràcia, 43

Las ‘Nits màgiques’ de Casa Batlló son una tradición de verano. La experiencia incluye visita nocturna por el edificio de Gaudí para finalizar el recorrido con música en directo en el Terrat del Drac con artistas de renombre como Mónica Green. Como novedad, los residentes de la provincia de Barcelona pueden disfrutar de un descuento del 50% comprando las entradas a través de la web.

CASA MUSEU AMATLLER

Paseo de Gràcia, 41

De julio a septiembre, todos los jueves, a las 19.00 horas, la Casa Amatller organiza visitas teatralizadas, que incluyen una degustación de cava. La vivienda que el arquitecto Josep Puig i Cadafalch reformó entre 1898 y 1900 por encargo del industrial chocolatero Antoni Amatller es uno de los interiores modernistas que conservan el mobiliario, los techos, el suelo, las columnas y la decoración original de principios del siglo XX.

LA CASA DE LES PUNXES

Diagonal, 420

Cada noche del viernes, la azotea de la Casa de les Punxes programa un concierto de jazz, jazz fusión, bossa jazz o de samba jazz . Alrededor de las seis torres se contempla el ocaso y la entrada de la noche sobre la ciudad desde un ángulo aún desconocido, ya que apenas hace 10 meses que este edificio modernista de Josep Puig i Cadafalch abrió sus puertas al público.

LA PEDRERA

Paseo de Gràcia, 92

A la otra orilla del paseo de Gràcia, la Pedrera, también de Gaudí, apuesta por sus elegantes noches de verano con una visita al Espai Gaudí, un recorrido visual por la obra del singular arquitecto, seguida de música en directo con una copa en la terraza, donde las chimeneas se transforman en guerreros. Las vistas son espectaculares y el cartel de artistas, aún más.

EL MUSEU MARÍTIM

Avenida de les Drassanes, s/n

El Museu Marítim, el Museu de Ciències Naturals, el Museu Nacional d’Art de Catalunya y el Museu d’Arqueologia de Catalunya organizan en julio un 'Quiz Summer' inspirado en el concurso de preguntas y respuestas por equipos que se juega a los pubs de Gran Bretaña. Las preguntas, que se tienen que responder por escrito, las formula el ‘quizmaster’, responsable de conducir y animar una sesión en un ambiente distendido.

OBSERVATORI FABRA

Camí de l'Observatori, s/n

Sin duda, las cenas en el Observatori Fabra son la cita más romántica por la increíble panorámica de la ciudad iluminada. Es uno de los enclaves de Barcelona más elegidos para las peticiones de mano. ‘Sopars sota les estrelles’ es una actividad exclusiva del verano, que incluye una conferencia científica y descubrir el museo con su gran cúpula. Además de poder observar constelaciones lejanas, estrellas y gran parte del sistema solar, con el telescopio de 1904, uno de los más grandes y antiguos de Europa.

CAIXAFÒRUM

Avenida Francesc Ferrer i Guàrdia, 6

Artes escénicas, habaneras, tangos, música electrónica con Jonas Rönnberg y Loke Rahbek, actuaciones grafiteras del grupo Fem Graff, melodías folk-soul con Kareyce Fotso, sesiones de DJ, como Sintetic Collage, o un espectáculo multidisciplinar que fusiona jazz, pintura, poesía y danza con un repertorio musical de Ignasi Terraza inspirado en las pinturas del artista Joan Miró, son algunas propuestas de Caixafòrum, otro espacio de Puig y Cadafalch.

COSMOCAIXA

Isaac Newton, 26

CosmoCaixa, el gigantesco museo al pie del Tibidabo, programa de nuevo CosmoNits de película, un ciclo de cine al aire libre y música en vivo con conciertos de jazz, swing y ritmos étnicos. Bajo el prisma de la ciencia ficción, la temàtica central de este año gira en torno de las estrategias que encuentra en el ser humano para comunicarse en las situaciones más inhóspitas, aunque sea a miles de kilómetros de la Tierra, como sucede en Marte de Ridley Scott, uno de los títulos que se proyectarán.

RECINTE MODERNISTA DE SANT PAU

Sant Antoni Maria Claret, 167

La noche de los jueves ilumina el jardín de naranjos del antiguo Hospital de Sant Pau i Santa Creu con Concerts de Músiques del Món. En el programa destacan las actuaciones de Andrea Motis Quartet, Marcelo Mercadante y Juan Cuacci, Ethno Catalonia, Michel Doudou, NDione, Cece Giannotti y Francesc Chaparro.

PALAU GÜELL

Nou de la Rambla, 3

Abre las puertas todas las noches de los jueves hasta el 17 de agosto. La velada en el terrado del Raval está protagonizada por conciertos de grupos eclécticos, como Mayte Alguacil and Her Trio, Wax & Boogie Rhythm Comb, Quinteto Dequera!, The Oldians, The Lindy Hoppers Band y Pol Prats Quartet y Alguacil. Ritmos qye navegan entre el jazz más clásico de Lester Young, Ben Webster o Billie Holiday hasta estilos musicales posteriores como el doo wop, el nuevo tango o el jazz jamaicano.

MUSEU D’HISTÒRIA DE CATALUNYA

Plaza de Pau Vila, 3

Hasta el 9 de agosto, cada miércoles el ciclo Órbita jazz invita a embriagarse con sonidos de jazz con vistas al Port Vell desde la terraza del edificio del Palau de Mar, con unas vistas privilegiadas y disfrutando de una copa. La propuesta de este año se centra en la capacidad del lenguaje del jazz para fusionarse con otras sonoridades, estéticas y culturas desde el sueño cubano, la samba brasileña, el candombé uruguayo, el joropo venezolano y el tango argentino.

SANTA MARIA DEL MAR

Plaza de Santa Maria, 1

La basílica abre sus puertas por segundo año consecutivo a las visitas nocturnas guiadas para grupos reducidos, lo que permite pasear prácticamente en solitario por el interior de la iglesia pudiendo entrar en las tribunas, la cripta y la capilla neoclásica, espacios que no suelen estar abiertos al público. El silencio, la iluminación monumental y la inmensidad del edificio acompañan una experiencia única, que incluye subir a la terraza, una de las mejores vistas de Barcelona.

0 Comentarios
cargando