Ir a contenido

Barcelona exime a las familias pobres del pago de la tasa del alcantarillado

El ayuntamiento implanta nuevas ayudas para las facturas del agua y la luz

Mujer en situación de pobreza energética.

Mujer en situación de pobreza energética. / EL PERIÓDICO

El Ayuntamiento de Barcelona prevé eximir del pago de la tasa del alcantarillado a las más de 7.000 familias de la ciudad que están en situación de exclusión residencial y liquidará la deuda que tengan acumulada por esta tasa y por la de residuos. Estas dos cantidades están incluidas en el recibo del agua. En Barcelona, la tasa del alcantarillado supone el 7% del recibo del agua, entre 10 y 15 euros anuales. El gobierno municipal prevé destinar una partida de 100.000 euros, mientras que a liquidar la deuda acumulada invertirá unos 40.000 euros.La iniciativa se prevé debatir en la próxima comisión municipal de Economía y Hacienda.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha anunciado también que desde esta semana el ayuntamiento facilitará la actualización de las instalaciones eléctricas en los hogares en riesgo de exclusión de exclusión. El Boletín de Reconocimiento de Instalaciones Eléctricas (BRIE), conocido como boleto azul, es necesario para dar de alta el suministro y solicitar el bono social. Este documento tiene un coste de 100 euros y el ayuntamiento ha atendido a unos 200 casos de familias. 

La factura del agua incluye cuatro conceptos además del alcantarillado: el suministro; el canon del agua, que depende de la Generalitat; el IVA y la tasa de tratamiento de residuos, del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). El ayuntamiento prevé llevar esta propuesta al consejo metropolitano de la AMB para que la tasa de tratamiento de residuos no se cobre a estas familias en riesgo de exclusión.

PUNTOS DE ASESORAMIENTO ENERGÉTICO

Los10  Puntos de Asesoramiento Energético (PAE) han atendido desde enero a 4.626 hogares que, sumados a los atendidos por servicios sociales, alcanzan los 7.476, ha detallado Ortiz. También ha explicado que se han evitado 1.921 cortes de suministro y se han llevado a cabo 658 intervenciones urgentes en hogares con "carencias severas".

Ha concretado que el 75% de los atendidos en los PAE no son usuarios de servicios sociales, por lo que ha pedido al Gobierno central que no fije este requerimiento para acceder a los bonos sociales, y ha señalado que los puntos de asesoramiento han impulsado unos 50 talleres comunitarios, que plantean intensificar durante el verano, cuando la pobreza energética también influye en la salud.

0 Comentarios
cargando