Ir a contenido

Puig Antich regresa a la Modelo

El patio de la cárcel acoge la proyección de un filme sobre el militante anarquista

"Era el horror, el centro de la humillación, del maltrato", destaca Jaume Roures

BEATRIZ PÉREZ / BARCELONA

Proyección de la película Salvador (Puig Antich), de Manuel Huerga, en el centro penitenciario.

Proyección de la película Salvador (Puig Antich), de Manuel Huerga, en el centro penitenciario. / FERRAN SENDRA

"La Modelo era el horror, el centro de la humillación, del maltrato. Y esto era la vida cotidiana en medio de la ciudad". Las palabras del productor cinematográfico Jaume Roures no dejan lugar a dudas de lo que este centro penitenciario significó para Barcelona a lo largo de sus 113 años de historia. Menos de un mes después de que cerrara definitivamente (lo hizo el pasado 8 de junio), MediaPro proyectó este lunes por la noche, en el patio de la Modelo, la película 'Salvador (Puig Antich)', dirigida por Manuel Huerga y rodada en el 2005.

Fue así cómo esta cárcel, escenario en el que pasó sus días finales el último preso político ejecutado en España mediante el "garrote vil",  se convirtió también por una noche en escenario de acogida de un homenaje al mismo. Acudieron unos 300 invitados y contó también con la presencia del 'conseller' de Justícia, Carles Mundó, y la hermana de Puig Antich, Merçona Puig Antich.

El visionado de este drama basado en hechos reales se produjo el mismo día en que abrió al público la exposición 'La Modelo nos habla. 113 años. 13 historias', organizada por la Conselleria de Justícia en el interior de la prisión. Los ciudadanos podrán visitarla hasta el 26 de noviembre y para ello deberán registrarse en la web del departamento.

MILITANCIA

Salvador Puig Antich fue asesinado el 2 de marzo de 1974. Tenía 25 años y era un militante anarquista que formaba parte del Movimiento Ibérico de Liberación (MIL). Vivió los últimos años de la dictadura franquista. El atentado de ETA contra Carrero Blanco, como recoge el filme, precipitó su ejecución, pese a las muchas movilizaciones que tuvieron lugar para salvar su vida. "Esa bomba también me ha matado a mí", dice en un momento Daniel Brühl, actor que encarna al joven anarquista.

Por las celdas de la Modelo, en la calle de Entença, pasaron reclusos muy conocidos y de muy distinto tipo, desde el expresidente de la Generalitat Lluís Companys, a Juan José Moreno Cuenca, 'El Vaquilla'. "Muchos no salieron de aquí, como Salvador. Esto representaba el horror, las narices de la autoridad", insistió Jaume Roures.

​Puig Antich habitó los últimos días de su vida en la celda 443. En la paquetería estaba el garrote vil que acabó con la vida del joven. En el suelo todavía se pueden ver las marcas que indica donde estaba. La película recrea momentos del joven en su celda, así como jugando a básquet en el patio de la prisión. Un patio que simula ser el mismo en que ayer se proyectó una película sobre su vida.

"RECONOCIMIENTO"

"Me hace ilusión que la peli se pase aquí porque es un reconocimiento para él", destacó por su parte Merçona Puig Antich, quien además criticó las "condicones nefastas" de la prisión. "A lo largo de estos 40 años hubo cambios. El Parlament ha abolido todos los juicios del franquismo. Sentimentamente, que se le recuerde [a Salvador Puig Antich] es increíble. Esperamos que estas cosas no vuelvan a pasar nunca", concluyó. El filme también recoge los últimos momentos del preso con sus hermanas dentro de la cárcel, en las horas previas a su ejecución.

El 'conseller' de Justícia, Carles Mundó, aseguró que la Modelo es un "símbolo de la ciudad y del país porque, a través de sus paredes se puede explicar la historia del siglo XX". Según él, dentro de ella ha tenido lugar "la represión en todos sus formatos". "Era un espacio de violencia, de tortura, de degradación de las personas. Queremos abrirla a la ciudadanía para recuperar la dignidad de las personas recluidas, fuera por su ideología o por su orientación sexual", dijo Mundó, quien finalizó asegurando que este cierre el "mejor homenaje" que se le puede hacer "a personas como Salvador".

La película 'Salvador (Puig Antich)' terminó de proyectarse pasada la medianoche. La escena final recoge el momento en que el joven es asesinado con el garrote vil. Tras el fundido a negro, comenzó a sonar por los altavoces 'I si canto trist', de Lluís Llach, canción con la que cierra el filme y que inundó poco a poco el patio de la Modelo. "Jo no estimo la por, ni la vull per a demà, no la vull per a avui, ni tampoc com a record...".

Aunque el horror se ha ido ya, pervivirá su recuerdo en la memoria de los barceloneses. "I si canto trist és perquè no puc esborrar la por dels meus pobres ulls...".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.