30 nov 2020

Ir a contenido

NOVENO PARO

El metro reducen un 25% sus viajeros en una nueva jornada de huelga

ERC reclama a Colau que asuma las negociaciones con los trabajadores ante la "incapacidad" de la concejala de Movilidad

Aglomeraciones en los andenes de la estación de la Sagrera en la línea 5 del metro, el 26 de junio.

Aglomeraciones en los andenes de la estación de la Sagrera en la línea 5 del metro, el 26 de junio. / DANNY CAMINAL

El número de usuarios del metro de Barcelona ha caído un 25% durante la primera parte de la nueva jornada de huelga que vive el suburbano, la novena a la que recurre la plantilla que en algo más de dos meses para presionar en la negociación del convenio colectivo.

Los viajeros han hecho así caso a las recomendaciones de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) que instan en cada jornada de paro a buscar transportes alternativos en las franjas de paro. En concreto, entre las siete y las nueve de la mañana, el número de usuarios del metro ha disminuido un 25% con relación a un día laborable normal, según ha informado TMB.

Entre las cuatro y las seis de la tarde, en la segunda franja de paros, los servicios mínimos garantizan la circulación del 40% de los trenes, mientras que por la noche (de 20.30 a 22.30 horas) la oferta es del 20 % de la habitual.

Los paros de este lunes se producen después de que la plantilla del metro acordara la semana pasada en asamblea mantener estas protestas y hacer huelga también durante la Diada -el 11 de septiembre-; la Mercè -el 24 de septiembre- y los días en los que el Barça dispuete partidos de Champions League.

Los trabajadores del metro mantienen la huelga para expresar su desacuerdo con la última propuesta que ha elaborado el mediador (el departamento de Treball de la Generalitat) en el conflicto que enfrenta a los sindicatos y dirección del suburbano en relación con el convenio colectivo. Fuentes de los sindicatos han apuntado que este martes está previsto que se reanuden los contactos con la Generalitat. 

QUEJAS DE ERC

La acumulación de lunes de paros en el suburbano sin que se alcance un acuerdo entre trabajadores está siendo motivo de quejas de los partidos de la oposición. Este lunes ha sido el líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, el que ha reclamado a Colau que "asuma responsabilidades" por la situación y ha exigido que todas las partes se sienten a negociar para poner fin al conflicto.

Bosch ha reiterado al ejecutivo municipal que sitúe "al máximo responsable del Gobierno de la ciudad al frente de las negociaciones", dada la incapacidad que ve en la concejal de Movilidad y presidenta de TMB, Mercedes Vidal.