ESTRATEGIA MUNICIPAL

Barcelona invertirá 15,3 millones para dinamizar el barrio de la Marina de Montjuïc

El ayuntamiento creará un espacio de capacitación profesional, impulsará un polo educativo y mejorará la accesibilidad

Pedagogía, empleo y deporte, las grandes prioridades para una población con un 4% de vecinos con estudios superiores

Vista aérea del barrio de la Marina, en Sants-Montjuïc.

Vista aérea del barrio de la Marina, en Sants-Montjuïc.

Se lee en minutos

El Ayuntamiento de Barcelona invertirá 15,3 millones de euros en los barrios de la Marina del Port y la Marina del Prat Vermell, con la finalidad de transformar el entorno a partir de la mejora de las perspectivas socioeconómicas y de cohesión urbana de estos núcleos del distrito de Sants-Montjuïc. La medida, que se circunscribe en la estrategia del Plan de barrios del consistorio focalizará sus acciones en el impulso de un polo educativo, la creación de un espacio de capacitación profesional y la mejora en la accesibilidad de un territorio donde la orografía representa uno de los prinicpales hándicaps en el día a día del vecindario.

La concejala del distrito, Laura Pérez, ha subrayado que ya se han ejectuado un 15% de los trabajos de mejoras, que se centrarán en aspectos relacionados con la educación, el empleo y el deporte, las grandes prioridades para una población eminentemente joven, pero con apenas un 4% de vecinos que presentan estudios superiores. El proyecto pretende asimismo reforzar el vínculo entre los diferentes núcleos territoriales de la zona: El Polvorí, Can Clos, Port, Estrelles Altes, Eduard Aunós, la Vinya, Plus Ultra, Sant Cristòfol y la Colònia Santiveri. 

Pérez ha destacado que se trata de dos barrios "prioritarios para el gobierno municipal", al tiempo que ha destacado la intervención de entidades vecinales con profundo arraigo entre los habitantes para la definición de la estrategia a desarrollar sobre el terreno. Una manera de ponderar las condiciones de vida entre los diferentes espacios de la capital catalana, según ha subrayado. "La intención es poner todos los instrumentos municipales a disposición de aquellos barrios que presentan indicadores negativos en comparación con otras zonas de la ciudad", destaca la dirigente. 

Instrumentos que se dinamizarán para la dignificación del espació público, la optimización de la economía social y sostenible, así como los recursos para incrementar la ocupación, con mención especial para el trabajo comunitario. Los recursos también se destinarán al refuerzo pedagógico y de las actividades de ocio, así como la implementación de medios para mejorar las condiciones de la infancia, la adolescencia y la juventud.

CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL

El consistorio centrará parte de sus esfuerzos en mejorar las cuotas de ocupación de los colectivos más vulnerables, como parados de larga duración, y jóvenes en riesgo de exclusión social. Para articular todas estas estrategias, el barrio dispondrá de un nuevo espacio de capacitación profesional en el que se desarrollarán programas de fomento del empleo y la formación profesional, así como intervenciones para combatir la femenización de la pobreza, avalando proyectos de preemprendeduría, especialmente para iniciativas colectivas de mujeres en situación de fragilidad económica

El centro enfatizará las funciones de acompañamiento y formación para la creación y consolidación de proyectos de economía social y solidaria en el barrio", según destaca el consistorio. El proyecto contempla la dinamización y fortalecimiento de la actividad industrial del barrio y de su entorno, mediante un plan de trabajo que contará con la intervención del Grupo de Desarrollo Económico de la Marina. 

En el ámbito pedagógico, la inyección presupuestaria contempla el "impulso de un nuevo proyecto educativo" en la escuela Enric Granados, con la finalidad de reforzar la acción que ya vienen desarrollando en el barrio los colegios Can Clos y Bàrkeno, y el instituto Montjuïc. El plan prevé asimismo la dinamización de la educación en el ocio, conlocando el foco sobre "las actividades culturales, las artes escénicas y el deporte", siempre con la voluntad de "mejorar y reforzar sus futuras capacidades" en los ámbitos personal, emocional y profesional, según ha expuesto el consistorio en un comunicado. 

MEJORAS EN LA CONECTIVIDAD

Uno de los malos endémicos de la Marina es su abrupta disposición orográfica, un extremo que degrada la presencia de algunos espacios, deteriora la convivencia y dificulta los desplazamientos, tanto en el propio barrio como en relación con el resto de la ciudad. Para enmendar este hándicap, se habilitarán ascensores que conectarán el Polvorí con el resto del barrio, mejorando la conectividad para los vecinos del entorno. 

Te puede interesar

El plan municipal prevé también la construcción de superficies deportivas para la práctica del depote al aire libre y la remodelación de espacios públicos cuyo aspecto ha quedado sensiblemente desmejorado con el paso de los años, como los jardines de la Mediterrània y la Colònia Santiveri.

Nueva fase del plan de barrios

La elección del eje Besòs como primera fase del plan de barrios no es casual, dado que sumando las dos orillas del río viven en torno a un millón de personas, como destacó en su momento la alcaldesa, quien, a partir de esta visión, sostuvo la necesidad de compartir esfuerzos y estrategias con los ayuntamientos de Sant Adrià de Besòs, Badalona y Santa Coloma de Gramenet.