ANIVERSARIO OLÍMPICO

El COI veta la exposición de Cobis gigantes para celebrar los 25 años de los JJOO

El ayuntamiento alega "un conflicto de marcas" a la hora de buscar patrocinadores para exhibir las 60 obras

Miguel Gallardo proponía una Petra jamaicana con rastas y Dis Berlín, mascotas olímpicas de chocolate

La propuesta de Montse Sucarrats es un Cobi lleno de manchas de carmín de tantos besos recibidos. / MONTSE SUCARRATS

La propuesta de Montse Sucarrats es un Cobi lleno de manchas de carmín de tantos besos recibidos.
Mariano Carrera Blázquez, conocido como Dis Berlin, ha propuesto un Cobi dorado pensado para lucir en el vestíbulo de la Pedrera.
El artista Dis Berlin ha ideado Cobis de chocolate para escaparates de pastelerías.

/

3
Se lee en minutos
Cristina Savall
Cristina Savall

Periodista

ver +

Los cerca de 60 Cobis y Petras reintepretados por sendos artistas, 25 años después de Barcelona 92, no se exhibirán finalmente en las calles, plazas y lugares emblemáticos de la capital catalana este verano para conmemorar el aniversario de los Juegos Olímpicos. La razón de esta caída del programa responde a la negativa del Comité Olímpico Internacional (COI) a autorizar los derechos de uso de la imagen de las mascotas creadas por Javier Mariscal, ya que las marcas que patrocinaban ese gigantesco museo al aire libre no forman parte de la familia olímpica actual o de las firmas que apoyaron los juegos hace un cuarto de siglo.

David Escudécomisionado de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, considera que es una lástima que las esculturas gigantes de fibra de vidrio de 1,70 x 1,50 metros de alto, que se iban a exhibir repartidas por todos los distritos, no hayan llegado a buen puerto. Entre ellas, una Petra jamaicana con rastas, de Miguel Gallardo, y un Cobi de chocolate, de Dis Berlín. "Era una de las solicitudes más atractivas procedentes de la sociedad civil. Desde el ayuntamiento hemos hecho de puente entre la empresa Ideas Inusuales, la promotora de esta iniciativa, y el COI, porque nosotros no tenemos ninguna potestad sobre las mascotas olímpicas. No se ha podido alcanzar un acuerdo por un conflicto de marcas. Era un proyecto complejo, de gran envergadura, que precisaba de una gran inversión", señala el comisionado, que coordina todos los actos conmemorativos de Barcelona'92.

APOYO DE ARTISTAS

David Escudé

COMISIONADO DE DEPORTES

"No se ha podido alcanzar un acuerdo con el COI por un conflicto de marcas"

Miguel Ángel Rodríguez y Ricard Gresa, directivos de Ideas Inusuales, impulsores de esta iniciativa en la que también participaban el propio Mariscal, Roser Capdevila, Cristina Iglesias, Perico Pastor, Philip Stanton, Cuca Canals, Ouka Leele, Chus García Fraile, Ana Laura Aláez, Alberto Corazón, Jordi Alcaraz, Tito Muñoz y Didier Lourenço, entre muchos otros artistas, explican que se han visto "obligados" a abandonar el proyecto al no contar con el apoyo del COI, que es quien tiene la última palabras en todo lo relacioando con Cobi y Petra.

"Pese a contar con más de 30 patrocinadores, el COI nos obligaba a trabajar solo con las marcas con la que tiene firmados contratos de exclusividad", argumentan Rodríguez y Gresa, que han estado trabajando con unas 500 personas entre productores, artistas, consultores de ingeniería y logística, compañías aseguradoras, transportistas especializados, asesores legales, escuelas de arte, diseñadores gráficos e informáticos. "En estos últimos meses, teníamos de compañera de viaje a una de las empresas (unos grandes almacenes) que cumplía los requisitos exigidos por el COI, que quería 'sponsorizar' todas estas intervenciones artísticas. Lamentablemente, el pasado 3 de mayo esta firma nos comunicó que abandonaba el proyecto", exponen los fundadores de Ideas Inusuales, que han perdido la inversión económica realizada.

RETRASOS Y COMPLICACIONES

Este retraso en la toma de decisión, así como la limitación en los patrocinadores y dadas las fechas previstas para la realización y los tiempos que requiere el proceso de producción de las esculturas y las distintas intervenciones que necesitan, les ha llevado a tirar la toalla. "No podíamos garantizar que el proyecto se realizara en unos tiempos que aseguraran la excelencia que una conmemoración como ésta exige, ni que el resultado final fuera digno para celebrar los 25 años de los JJOO de Barcelona'92, que fueron un ejemplo de buen hacer. Ya no llegábamos a tiempo para asociarnos con otra marca de la familia olímpica", se sinceran Rodríguez y Gresa. Para su próximo proyecto ya no tendrán que pactar con el COI. "Será lo mismo pero partiendo del famoso dibujo de Bar-Cel-Ona de Mariscal, que versionarán varios artistas".

Noticias relacionadas

Mariscal participaba diseñando su visión de un Cobi y una Petra, 25 años después. "Pero no formaba parte de la empresa. Yo no tengo derechos sobre las mascotas olímpicas. Me sabe mal que no haya salido porque hay versiones muy chulas y los que llevaban el proyecto son muy majos, unos buenos creativos", considera el diseñador, que no participará en ningún acto conmemorativo. "Si ni celebro mi cumpleaños. Y, gracias a Dios, nadie me ha llamado", afirma.

El destino final de las obras era una subasta benéfica para recaudar en septiembre fondos para los atletas paralímpicos y programas de ayuda social relacionados con el deporte. "Los asesores jurídicos del COI tampoco permitieron que se subastara nada, argumentado que perdían el control del uso que pudieran hacer los compradores de las mascotas olímpicas", agrega Rodríguez, que contó con el apoyo de Juli Pernas, director de la Fundació Barcelona Olímpica, que "desde el primer momento entendió el proyecto y nos facilitó los contactos y las gestiones".