"Somos las hijas de las que limpian y hemos venido a gobernar, que se acostumbren"

Mercedes Vidal, concejala de Movilidad, relata su experiencia al frente de una cartera muy masculinizada y conflictiva

Mercedes Vidal, en la presentación de la T-Mobilitat en el pasado Mobile World Congress.

Mercedes Vidal, en la presentación de la T-Mobilitat en el pasado Mobile World Congress. / DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
Helena López
Helena López

Redactora

Especialista en movimientos sociales y vecinales

Escribe desde Barcelona

ver +
Noticias relacionadas

La concejala de movilidad y, por ende, presidenta de TMB, Mercedes Vidal, apunta que, al hecho de ser mujer, en su caso, como en el de muchas de las concejalas del actual gobierno municipal, y la propia alcaldesa, hay que sumar el de ser joven y de clase trabajadora. "Es la suma de los tres factores lo que les causa extrañeza. Lo que les incomoda y hace que, desde los círculos de poder tradicionales, se nos perciba como intrusas. Como extrañas que estamos aquí de paso. Somos las hijas de las mujeres que limpian y hemos venido para quedarnos. Que se acostumbren", señala con orgullo de clase la edila, al frente de una de las carteras municipales más masculinizadas (y conflictivas). "Como presidenta de TMB he estado en mesas en las que era la única mujer, o si había otra era una mujer en función de pareja de", añade. 

El enquistado conflicto laboral con los trabajadores de TMB ha puesto a Vidal en el punto de mira de la combativa plantilla de la empresa pública de transporte urbano, y los clásicos insultos de los trabajadores hacia el presidente de un empresa en huelga, en su caso, han cogido una deriva inequívocamente machista, apareciendo su nombre en forma de diminutivo en las octavillas sindicales o con reiteradas alusiones a su aspecto físico en las redes sociales que nada tienen que ver con la comprensible crítica sindical.